El Ayuntamiento de Zaragoza preveía una recaudación de 36 millones de euros con la plusvalía anulada por el TC

Imagen de archivo de la vicealcaldesa de Zaragoza, Sara Fernández, el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, y la responsable de Hacienda, María Navarro

La decisión del Tribunal Constitucional de anular el Impuesto de Plusvalías supone un importante varapalo a las arcas municipales del Ayuntamiento de Zaragoza, ya que se trata del segundo tributo en importancia del Consistorio después del Impuesto de Bienes Inmuebles.

No en vano, en el Presupuesto de este año había una previsión de recaudar hasta 36 millones por este concepto. La plusvalía grava cualquier operación de compraventa de una propiedad inmobiliaria. También lo hace si existe una donación, una herencia o un usufructo.

Fuentes municipales del Ayuntamiento de Zaragoza han explicado que estudiarán al detalle la sentencia antes de hacer una valoración, ya que la anulación del impuesto de plusvalía amenaza los presupuestos de miles de ayuntamientos en toda España.

El Consistorio tiene previsto celebrar mañana una Comisión extraordinaria de Hacienda en la que se iban a aprobar los votos particulares al proyecto de ordenanzas fiscales presentado por el equipo de gobierno de PP-Cs. La anulación del Impuesto de Plusvalías centrará previsiblemente parte del debate.

De hecho, el grupo municipal de Podemos en el Ayuntamiento de Zaragoza considera imprescindible que mañana sean retirados todos los expedientes sobre tasas e impuestos de las ordenanzas fiscales de 2022 y “comenzar de cero de acuerdo a la nueva realidad que supone que el Tribunal Constitucional haya anulado el impuesto de plusvalía en España”.

Podemos ha recordado que es un impuesto regulado por una norma creada por el Gobierno de José María Aznar. “Este impuesto, muy bonificado en Zaragoza, es, sin embargo, una enorme fuente de financiación para los ayuntamientos”, han señalado fuentes de este partido.

Print Friendly, PDF & Email