Aragón aprueba para 2022 el segundo techo de gasto más alto de su historia con 6.080 millones

El consejero de Hacienda, Carlos Pérez Anadón, ha comparecido en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno en sustitución de Mayte Pérez

El Ejecutivo autonómico ha aprobado este martes el techo de gasto no financiero para 2022, un montante económico que alcanza los 6.080 millones de euros, convirtiéndose así en el segundo más alto de la historia de la Comunidad, solo por detrás del vigente en el ejercicio presupuestario de este año. Ahora, la presentación del propio presupuesto a cargo de la DGA se espera -tal y como ha ocurrido con los dos precedentes- para el 11 de noviembre y su aprobación definitiva para el 30 de diciembre. Así lo ha anunciado el consejero de Hacienda, Carlos Pérez Anadón, que ha comparecido en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno en sustitución de Mayte Pérez, que continúa confinada en su domicilio después de dar positivo en Covid el pasado miércoles.

Este límite de gasto, que supera por segundo año consecutivo la barrera de los 6.000 millones, sigue reflejando la llegada de estímulos externos a cargo de los fondos React-EU (100,7 millones) y MRR (195,7 millones). Asimismo, marca el comienzo de un paulatino proceso de reequilibrio y de recuperación de las cifras de la serie histórica, mayoritariamente en lo que afecta a los términos homogéneos, que tienden a recuperar valores previos a la pandemia y posiciones fiscales prudentes.

Estos 6.080 millones del techo de gasto de 2022 evidencian una minoración de apenas 98 millones (1,6%) respecto a 2021, pero con un crecimiento de 496 millones de euros (8,9%) respecto a 2020.

Recuperación y crecimiento, las grandes prioridades 

El titular en materia de Hacienda y Administración Pública ha subrayado que este techo de gasto no financiero “vuelve a poner los recursos de la Comunidad a disposición de los aragoneses, aunque enfoca el mayor esfuerzo a la generación de posibilidades que favorezcan el crecimiento”. Asimismo, ha defendido la necesidad de impulsarla cuestión económica más allá de la necesidad implícita de “borrar los efectos negativos asociados a la pandemia”. “Debemos crecer no solo para superar la destrucción del tejido productivo que se produjo a lo largo de 2020, sino para trazar una nueva estrategia que asegure el futuro y genere un posicionamiento adecuado en la estructura económica nacional e internacional”, ha manifestado.

A pesar de que Pérez Anadón ha resaltado la satisfacción por poder contar con un techo de gasto expansivo, ha hecho hincapié en que “no se trata de un límite de gasto que haga pensar en triunfalismos ni en holguras”.

“Límite atípico y poco comparable con la serie histórica» 

El consejero ha reconocido que el techo de gasto de 2022, como ya ocurriera con el de 2021, es un límite “atípico y poco comparable con la serie histórica”, ya que se aprueba en un momento de gran incertidumbre económica, con variables muy cambiantes y volátiles, pero “con una actividad del tejido productivo aragonés que resiste y aporta perspectivas positivas”. Con todas las dificultades, la esperanza empieza a enraizar en la economía de Aragón, que confía en una marcada recuperación del PIB, hasta del 7,1% para el próximo año, avalada por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef).

Estructuración del techo de gasto homogéneo 

La aportación más sustanciosa para la cifra global del techo de gasto llega a través de los ingresos no financieros, que suponen unos 5.327 millones de euros (118,6 millones menos que en 2021). En este sentido, se incluyen las aportaciones procedentes del sistema autonómico de financiación, que se traduce en 3.825 millones (136,7 más que en el actual ejercicio).

Aquí cabe resaltar que fue en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera celebrada el pasado 27 de julio cuando las comunidades conocieron que no asumirán la liquidación negativa de 2020, pues será el Estado el que correrá con ese desequilibrio. De esta manera, el Gobierno de España se hará cargo, a través de una transferencia, del importe de liquidación negativa que en Aragón hubiera tenido un impacto de hasta 259,6 millones de euros.

Por otro lado, los tributos propios y cedidos totalizan una cantidad de 474 millones de euros, que representa un incremento del 7,4% sobre lo previsto en 2021, certificando una mayor actividad económica. Además, los fondos finalistas integrados por fondos europeos y conferencias sectoriales, salvo los Next Generation, suponen 738,8 millones, y un crecimiento del 0,5%. Y la dependencia contribuye con 67,7 millones, una cifra que permanece en el mismo rango que en el año en vigor.

En otros términos, los ingresos varios de la Comunidad, tales como tasas, precios públicos, cánones o arrendamientos, reflejan directamente la recuperación de la actividad y llegan a los 118,7 millones, con un crecimiento del 9,2%. Se compensará también el SII-IVA 2017, que aportará 103,3 millones de euros y pondrá fin al problema generado por el cambio de gestión del impuesto en diciembre de 2017, que se había arrastrado hasta la actualidad. Por último, desaparece la transferencia correspondiente al 1,1% del PIB, contemplada en el presupuesto de 2021 y que supuso un total de 400 millones.

En lo relativo al déficit, la tasa de referencia para 2022 se estableció en el 0,6%, una tasa que permitirá asumir una deuda de 240,7 millones de euros y supone el compromiso de la Administración con la responsabilidad fiscal y presupuestaria. Esta cifra representa una capacidad de gasto inferior en 164,3 millones a la contemplada en 2021.

En cuanto a los ajustes de contabilidad nacional, se incluye la previsión de las inejecuciones, los ajustes para las transferencias de fondos de la Unión Europea, las recaudaciones inciertas y el saldo de la cuenta 413 (acreedores pendientes de imputar a presupuesto). Este apartado supone una cifra total de 215,4 millones de euros.

Las aportaciones extraordinarias provenientes de los Next Generation 

Tal y como ha esclarecido Pérez Anadón, a todas estas aportaciones ordinarias que dan forma al techo de gasto ordinario de Aragón “deben sumarse los estímulos que aporta la Unión Europea en 2022 a través de los fondos Next Generation”. Unas asignaciones responsables de situar los recursos del próximo año por encima de los 6.000 millones de euros y de conferir al techo de gasto ese carácter expansivo.

Por lo tanto, este gasto no financiero para 2022 conjuga la necesidad de devolver a la normalidad los parámetros de la Hacienda autonómica con la posibilidad de contar con mayores recursos para favorecer un repunte de la actividad, de la riqueza y de las posibilidades de futuro. “El Gobierno de Aragón trabaja en bloque para solventar los problemas sanitarios que todavía están presentes en la sociedad, además de generar un mayor músculo productivo a las empresas asentadas aquí”, ha explicado Pérez Anadón.

Por este motivo, considera fundamental que el cuatripartito realice “cuanto antes” una valoración global para “intentar contar con los apoyos de los partidos que conforman la oposición”. Para ello, y a su juicio, alcanzar acuerdos dentro del marco de la Estrategia para la Recuperación Social y Económica de Aragón entre las diferentes formaciones se antoja “clave” en aras de atraer y consolidar proyectos estructurales que permitan a la región aragonesa “dar un paso adelante en el conjunto de España”.

Print Friendly, PDF & Email