La oposición critica la falta de voluntad negociadora del Gobierno de Zaragoza con las ordenanzas fiscales

Imagen de archivo del Ayuntamiento de Zaragoza

La negociación de las ordenanzas fiscales municipales ha acaparado parte del protagonismo del Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza. La oposición ha lamentado el “oscurantismo” que existe en la tramitación y la falta de voluntad negociadora, unas acusaciones que ha negado el equipo de gobierno.

Partido Socialista, Zaragoza en Común y Podemos-Equo han asegurado que se están enterando de la tramitación por la prensa y no por cauces oficiales.

La concejal socialista Ros Cihuelo ha criticado que a su partido no le han dado la oportunidad de presentar votos particulares a algo tan importante como es la plusvalía.

“No nos ha llegado ni el orden del día ni la convocatoria oficial y no se puede gestionar esto como si fuera un cubilete del todo a cien”, ha resaltado.

Por su parte, el edil de ZeC, Alberto Cubero, ha subrayado que tampoco les han mandado ni la convocatoria ni los expedientes y cree que no habrá negociación con los distintos grupos municipales de la oposición para sacarlas adelante.

“O no se va a negociar nada o lo tienen ya negociado con Vox, o vete a saber porque tal y como están las cosas entre ustedes, nunca se sabe”, ha resaltado.

El portavoz de Podemos-Equo, Fernando Rivarés, ha acusado a Navarro de “opacidad”. La manera de convocar la comisiones extraordinaria, la segunda más importante del Ayuntamiento, es impresentable”, ha señalado, argumentando que se han enterado por cauces no oficiales que la Comisión es pasado mañana.

La responsable de Hacienda, María Navarro, ha negado que haya falta de transparencia y ha respondido a los grupos municipales que deberían conocer cómo es la tramitación ordinaria de las ordenanzas fiscales, “que está llevando su curso”.

“Antes del miércoles tendrán una llamada mía y verán si se puede admitir o no admitir cada voto particular”, ha contestado y ha añadido que las puertas de su despacho están abiertas, por lo que deberían “evitar debates estériles”.

Un Pleno en el que la oposición ha criticado una decisión de Gobierno que permite que algunas obras de Urbanismo no tengan que ser aprobadas en Gerencia. La izquierda ha acusado al alcalde de coartar un derecho democrático para evitar las mayorías amparándose en la Ley de Capitalidad.

El responsable de Urbanismo, Víctor Serrano, ha explicado que esta medida solo se puede aplicar obras menores con una cuantía inferior a 300.000 euros. “Faltan radicalmente a la verdad cuando dicen que el consejero quiere hacer la supermanzana de Universidad o construir el Golden Gate sobre el Ebro sin pasar por una mayoría del Pleno”, ha aseverado.

Además, también se ha aprobado una modificación urbanística para el edificio del antiguo juzgado de Menores y el plan especial de la calle de Embarcadero de Casablanca.

Print Friendly, PDF & Email