Hallan 150 cadáveres de civiles asesinados en una fosa común del cementerio de Belchite

Labores de exhumación en el cementerio de Belchite // Foto: Asociación Mariano Castillo

Una excavación memorialista ha hallado en las últimas semanas 150 cuerpos de represaliados asesinados por falangistas en el cementerio de Belchite. Una acción promovida por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Democrática de Belchite Mariano Castillo que comenzó hace tres semanas y que en las excavaciones más superficiales ya se habrían descubierto el centenar y medio de cuerpos. Sin embargo, la labor de esta Asociación va a más y esperan poder abrir otra fosa, esta extramuros del cementerio, y seguir exhumando cuerpos. Unas cifras que, según explican desde la Asociación, podrían alcanzar los 350 cadáveres.

Los trabajos de exhumación comenzaron hace tres semanas y han sido encargados a un equipo de arqueólogos especializados en la materia, bajo la coordinación de José Ignacio Lorenzo Lizalde, especialista en paleontropología humana y de larga experiencia laboral.

El secretario de la Asociación, Isidro Vaquero, ha manifestado “las ganas” que tenían sus miembros de acometer la exhumación. “La gente del pueblo sabía que había gente enterrada aquí”, ha manifestado. No ha sido hasta que el Gobierno de Aragón haya decidido subvencionar con 25.000 euros las dos excavaciones.

La primera es la que se estaría produciendo actualmente, y la que ya ha permitido el descubrimiento de 150 cuerpos, aunque se esperan encontrar más. “En la primera capa ya se descubrieron 22 cuerpos”, ha continuado Vaquero. Sin embargo, la idea inicial con la que se delimitó el espacio de excavación apuntaría a que la fosa se extendería varios metros más allá de lo indicado primeramente. Los cadáveres se han encontrado amontonados, algunos con las manos atadas y cubiertos con capas de cal.

La segunda estaría situada fuera del cementerio, en una de sus tapias, y en la que se espera encontrar más cadáveres. En esta última, la excavación se plantea más complicada ya que en el momento del fusilamiento, ya existían cadáveres allí por lo que actualmente se encuentras entremezclados los cuerpos de varias generaciones.

Los cuerpos, según afirman desde la Asociación, no solo pertenecen a ciudadanos de Belchite, sino también de las localidades vecinas de Mediana (casi la mitad), seguido de Fuendetodos y Codo. “Belchite se convirtió en el centro de ejecución de la zona”, ha explicado Vaquero.

Según han podido saber desde la Asociación, estos asesinatos se dieron en los primeros días del conflicto. Creen que entre ellos se encontrarían muchos civiles, entre ellos menores. Una de ellas, la mujer del alcalde durante el periodo democrático de la II República, Mariano Castillo, que, encerrado en prisión, se quitó la vida. El nombre de este alcalde da nombre a la Asociación belchitana.

Esta exhumación, según han defendido desde la Asociación, convierte al municipio zaragozano en uno de los más damnificados del país por la represión falangista, con un 10% de su población asesinada por la contienda.

ADN

El siguiente paso de la exhumación es el muestreo de ADN para poder repartir los cuerpos entre los familiares. Una tarea ardua ya que mucha gente del pueblo emigró. Desde la Asociación hacen un llamamiento a que cualquier persona que sepa que tiene un familiar que fue asesinado en Belchite, que se ponga en contacto con ellos.

Desde que la exhumación se hizo pública han recibido muchos correos electrónicos de muchas partes de España y de Francia inscribiéndose y solicitando información sobre la excavación.

Uno de los más famosos, y al que también quieren llegar, es el cantautor Joan Manuel Serrat. Su abuelo también fue fusilado en los muros del cementerio de Belchite.

Print Friendly, PDF & Email