El Rastrillo Aragón consigue casi 100.000 euros de recaudación durante sus dos primeros días

El rastrillo permanecerá abierto hasta el próximo 1 de noviembre

El trasiego de bolsas rojas que puede verse por el entorno de la Romareda y en el tranvía, lo dice todo sobre la oleada de compras solidarias que está recibiendo el Rastrillo Aragón de la Fundación Ozanam desde que abrió sus puertas este viernes.

La recaudación durante sus dos primeros días de apertura fue de 96.268 euros y, a la espera de conocer los datos de este domingo, es previsible que se alcanzasen los 100.000 euros en esa jornada . Pero, el reto solidario solo acaba de empezar, porque todavía quedan nueve días para poder visitar este apreciado Rastrillo solidario, que continuará hasta el próximo 1 de noviembre en la sala Multiusos del Auditorio, en horario de 10.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 21.00 horas.

El objetivo de la Fundación Federico Ozanam este año es conseguir recursos para proyectos destinados a paliar las consecuencias económicas de la Covid-19 en las personas más vulnerables. Y por eso y para poner en valor el gran apoyo recibido, la fundación seguirá cada jornada informando de los programas sociales a los que contribuye cada euro donado en el Rastrillo.

Vivienda social para luchar contra la exclusión residencial

Este lunes lunes, para informar sobre el programa de Alquiler Social, estará presente Antonio Jiménez Miguel, Coordinador del Proyecto de Vivienda Social Ozanam. Una línea de acción que responde a uno de los déficit sociales de la ciudad: el escaso parque público de vivienda social destinado al arrendamiento, un 0.96% de la totalidad de las viviendas, frente al 9.3% de la media europea.

Para buscar soluciones a la exclusión residencial que afecta a las personas más vulnerables, Ozanam gestiona desde 2003 el Proyecto Llaves Solidarias. Su objetivo es facilitar el acceso al alquiler de viviendas a personas que, teniendo recursos para pagar un alquiler, encuentran muchas dificultades, por diferentes motivos para acceder al mercado libre. Se garantiza al propietario el cobro del alquiler y se media antes los posibles conflictos. Actualmente disponemos de 92 viviendas.

En 2004, Ozanam impulsó también el Proyecto Pictes, Pisos de Cesión Temporal Supervisados. Dirigido a personas sin recursos para acceder a una vivienda digna. Jiménez Miguel, explica que el requisito para acceder “es estar en algún proceso activo de inserción social o laboral, y la estancia máxima es de un año con planes individualizados para la adquisición de habilidades domésticas, sociales e inserción laboral para la futura emancipación de los beneficiarios”. En el momento actual Ozanam gestiona diez viviendas bajo el paraguas de este programa.

La fundación también dispone de 66 viviendas de Alquiler Social que son viviendas propias o cedidas por particulares o instituciones, para personas con una capacidad económica muy limitada. Se trata de favorecer el acceso a una vivienda digna y con precios asequibles a unas familias que están en situación de riesgo de exclusión social.

En total, la Fundación Federico Ozanam gestiona 168 pisos para el programa de Vivienda Social.

Print Friendly, PDF & Email