El Ayuntamiento de Zaragoza inicia la campaña de la gripe con 1.500 vacunas para sus trabajadores

La concejal de Presidencia, Hacienda e Interior, María Navarro, ha sido una de las primeras en recibir la dosis

La campaña de vacunación contra la gripe en el Ayuntamiento de Zaragoza ya está en marcha. Por segundo año consecutivo, el consistorio de la capital aragonesa, de la mano del Servicio de Prevención y Salud Laboral, ha adquirido un total de 1.500 vacunas, el triple de lo habitual en los años previos a la pandemia, por un coste que asciende hasta los 22.245 euros. La idea es poder vacunar a todo aquel personal municipal que lo desee, independientemente de encontrarse o no entre los grupos de riesgo.

La concejal de Presidencia, Hacienda e Interior, María Navarro, y el concejal delegado de Interior, Alfonso Mendoza, han sido los primeros en acudir a esta cita, dando arranque así a la campaña que ha continuado posteriormente con los primeros trabajadores. «Animamos a todos los trabajadores a que se vacunen. Por una razón muy sencilla, queremos garantizar su salud y evitar riesgos de contagios. El índice de la pandemia ha bajado, pero este invierno coexistirá la gripe con la Covid-19 y hay que disminuir los riesgos», ha insistido Navarro.

Desde este viernes, por lo tanto, comienza esta vacunación recordando que los grupos de riesgo más susceptibles son el personal con alto riesgo de complicaciones (enfermedades pulmonares, neurológicas o cardiovasculares o metabólicas, diabetes, insuficiencia renal, hepatopatías, anemias, inmunosupresión, procesos oncológicos, personal de 60 años o más o mujeres embarazadas), el personal que pueden transmitir la gripe a personas de alto riesgo (Casa Amparo, Albergue, Centro Municipal de Atención y Prevención de Adicciones, Servicio de Prevención y Salud Laboral, Protección Civil…), que realizan visitas domiciliarias y de atención continuada al público en general o que convive en el hogar con otras que pertenecen a algunos de los grupos de alto riesgo por su condición clínica especial.

Además, también se incluye el personal de servicios públicos esenciales para la comunidad (Policía Local, Servicio Contra Incendios, Salvamento y Protección Civil y Servicio de Prevención y Salud Laboral), el personal de otros Servicios en los que sea necesario minimizar la interrupción de su actividad ante posibles brotes gripales (Servicios Sociales, servicios del Departamento de Infraestructuras, personal municipal de Colegios Públicos…), y otro personal municipal (personal con exposición laboral directa a aves domésticas y
silvestres o que se considere oportuno bajo criterios y recomendaciones sanitarias).

Tras este periodo de vacunación, se dará la oportunidad de vacunarse al resto de trabajadores municipales. Con la campaña “Stop Gripe. Prevenidos y vacunados” el Ayuntamiento quiere recordar a sus trabajadores que, con la vacunación y la reducción de riesgo de padecer gripe, se evita que esta afección se enmascare y encubra la del coronavirus. Además, se reduce considerablemente el riesgo de que la misma persona pudiese padecer las dos enfermedades, con el peligro añadido que eso supondría para la salud.

De igual forma, si fuese necesario y la demanda superase la previsión, el Consistorio llevará acabo las gestiones oportunas para disponer de más dosis de vacunas contra la gripe, una enfermedad infecciosa respiratoria producida por un virus que se transmite con facilidad y se propaga por vía aérea. La gripe puede causar enfermedad leve o grave y vacunarse es la manera más efectiva de prevenir la infección.

Print Friendly, PDF & Email