Así ha sido el regreso del Rastrillo Aragón de Ozanam

Algunos aprovechaban para adelantarse unos meses y hacer ya las compras navideñas de rigor con juguetes para los más pequeños, mientras que otros arramplaban con panes, dulces y embutidos. Había ganas de volver a llenar las características bolsas rojas con gangas y productos que van más allá de su valor material, pues están llenos de solidaridad. El rastrillo Aragón de la Fundación Ozanam ha abierto este viernes las puertas tras un año de parón y con un intenso goteo de gente que demostraba las ganas de ayudar a quien más lo necesita.

Print Friendly, PDF & Email
Rastrillo Aragón