La plataforma a favor de los paisajes presenta alegaciones al macroproyecto eólico en el Matarraña

El Clúster Matarraña, puesto en marcha por Capital Energy, comprende cuatro parques eólicos

La Plataforma a favor de los paisajes de Teruel ha presentado una serie de alegaciones al macroproyecto de energía eólica denominado “Clúster Matarraña”, solicitando que sea desestimado y que el Inaga emita un informe “negativo y sin condicionantes”. En concreto, exponen que estos parques afectan “significativamente” a especies y elementos protegidos y que son “incompatibles” con el desarrollo de la comarca y zonas limítrofes.

Este Clúster Matarraña, puesto en marcha por Capital Energy, comprende los parques eólicos de Arlo, de 102 megavatios de potencia; Argestes, de 96; Céfiro, de 192; y Paucali de 114, además de las infraestructuras de evacuación en Teruel, Zaragoza y Tarragona. Para la plataforma, la forma de presentar estos trabajos “no es transparente” y “dificulta sobremanera el trabajo para estudiar y analizarlo”. “No hay orden ni concierto, se mezclan ámbitos normativos que no se jerarquizan, se aportan normas derogadas, normas que no son de aplicación, normas mal citadas, normas repetidas…”, han expuesto.

Además, alegan que los documentos se han presentado sin firmar por los técnicos correspondientes. “Esto hace pensar en la posibilidad de que el estudio pueda no recoger las conclusiones del personal técnico que realiza el estudio, si esto fuera así se entendería que no firmaran los informes según marca la ley”, explican los representantes de los Paisajes turolenses, que también argumentan que solo se ha presentado un estudio de impacto ambiental para los cuatro proyectos, “incumpliendo de forma flagrante la Ley 21/2013, de evaluación ambiental”.

En cuanto a la fauna, la plataforma resalta que las afecciones a aves y quirópteros “son muy evidentes”, calificándolas de “críticas” para especies clave, vulnerables y con normativa específica de protección. Una línea similar ocurre con el patrimonio arqueológico y cultural, cuyo estudio “es prácticamente inexistente”. “Se puede comprobar que hay afecciones directas del aerogenerador CEF16 sobre el yacimiento íbero del Mirablanc (Valjunquera). Este aerogenerador tiene un impacto directo sobre dicho yacimiento que quedaría destruido, un yacimiento de la edad de Hierro de gran valor arqueológico”, han resaltado.

Finalmente, también incluyen alegaciones por la afección “acústica y lumínica”, lo que “va a poner en riesgo el desarrollo económico de la comarca, muy consolidado en el sector turístico”. “La incompatibilidad de un destino turístico de calidad fundamentado en sus singulares paisajes, con un despliegue eólico masivo, daría al traste con la inversión pública y privada llevada a cabo durante las tres últimas décadas”, han añadido.

Print Friendly, PDF & Email