El PP critica a la DGA por el recorte de 2.400 contratos de personal sanitario

La portavoz popular de Hacienda, Carmen Susín, ha reclamado garantizar la mejor calidad sanitaria posible para los aragoneses

Rechazo del Partido Popular a la eliminación de 2.400 contratos en el Sistema Público de Salud acometido por el Gobierno de Aragón. “Ustedes han dado la Covid por finiquitada y empiezan a recortar personal”, ha criticado este jueves la portavoz de Hacienda del PP, Carmen Susín, al responsable de función pública del Ejecutivo aragonés, Carlos Pérez Anadón, que comparecía en el Pleno de la Cámara a petición de los populares.

La contratación extraordinaria de personal sanitario durante la pandemia por parte de la administración sanitaria permitió aliviar en parte la fuerte tensión asistencial que soportaba el sistema público. Un refuerzo que vino acompañado de la correspondiente dotación económica extraordinaria por parte del Estado y, por lo tanto, “sin interferencia directa en las cuentas de Aragón”. Así lo ha recordado Susín al responsable del ramo, añadiendo que “el extra de financiación que han recibido ha sido para esto, precisamente para esto, para pagar la sanidad pública y no para tapar agujeros”.

No obstante, la información facilitada al Partido Popular sobre estos recortes ha sido nula, tal y como ha denunciado Susín. Por este motivo, ha exigido al Gobierno de Lambán confirmar unas cifras de despidos que ha calificado de “alarmantes”. “Hasta donde sabemos el 15 de octubre finalizaron los contratos y el día siguiente los profesionales ya no fueron a trabajar”, ha destacado. Unos datos que el titular de Hacienda de la DGA no ha facilitado en los dos turnos de respuesta a la diputada, “¿Cuántos contratos desde el Servicio Aragonés de Salud se le ha planteado a usted que tienen que seguir y no me ha respondido? Le he preguntado cuánta gente se va a ir a la calle, que es necesaria para tratar ahora mismo los problemas de la sanidad pública, y no me ha respondido”, ha lamentado la parlamentaria.

Descuadre en las cuentas pese a recibir 800 millones extra 

El recorte del personal sanitario ejecutado por el Gobierno de Aragón se produce, según aseguran los populares, cuando la pandemia todavía sigue activa, pero además “con una sanidad pública que arrastra retrasos y demoras en numerosas consultas, servicios e intervenciones”. “Los ciudadanos ven con asombro cómo, después de casi dos años en los que no se les ha citado para pruebas diagnósticas, para consultas ni para intervenciones quirúrgicas, se deja sin contrato a 2.400 profesionales que podrían reforzar el sistema sanitario hasta ponerlo al día”. Además, Susín ha añadido que “solo quedan listas de espera y lo único que se anuncia es que van a pagar 53 millones de euros a la sanidad privada para agilizar las listas de espera quirúrgica”.

La supresión de estos 2.400 contratos añade, a juicio de la popular, más confusión a unas cuentas anuales del Departamento de Sanidad que en 2019 ya sufrían un importante descuadre en el capítulo de personal con 76 millones de desfase, otros 113 millones en 2020 y, según los últimos datos oficiales, al menos 180 millones no contabilizados cuando aún faltan tres meses para cerrar el ejercicio. “Esto es inexplicable teniendo en cuenta que el Gobierno aragonés ha ingresado 800 millones de euros extra de financiación”, ha expuesto. “Señor consejero, en vez de consolidar la sanidad pública y hacer frente a las necesidades derivadas, lo utilizan para tapar agujeros”, ha denunciado.

En última instancia, la portavoz popular de Hacienda ha vuelto a reclamar la suma de todos los recursos, tanto públicos como privados, para garantizar a los aragoneses la mejor calidad sanitaria posible. Además, ha criticado la demagogia socialista de arrogarse la defensa de lo público frente a lo privado “mientras por la puerta de atrás externalizan intervenciones quirúrgicas por un valor de más de 50 millones de euros”.

Print Friendly, PDF & Email