El ligero repunte de casos no modificará las medidas que entran en vigor este viernes

El pequeño repunte de casos que se están notificando esta semana tras la semana del Pilar no hará cambiar de opinión al Gobierno de Aragón sobre las medidas anunciadas el martes, y que entran en vigor este viernes por la noche, al menos por el momento. Salvo en Caspe, que seguirá en fase 2 modulada, el aforo permitido ya es del 100% y los establecimientos recuperan sus horarios habituales. La pequeña subida de casos era algo con lo que se contaba.

«Esperábamos un repunte como el resto de las Comunidades Autónomas. Esto responde a varias circunstancias, la dinámica propia de las pandemias, que alcanzan un suelo y en dependencia del estado de vacunación, este suelo es difícil de bajar, porque coincide con unas fechas de puente y de actividad social algo mayor», ha indicado la consejera de Sanidad, Sira Repollés, este jueves.

Repollés ha añadido que la gestión de la pandemia «se basa ahora en otros indicadores y en otra forma de trabajar». «Nos tenemos que basar en la repercusión del sistema hospitalario, ya que la vacunación ha hecho que la enfermedad sea más leve y no tenga tanto impacto en la cuestión asistencial», ha asegurado.

No obstante, el Gobierno de Aragón seguirá «tratando la pandemia con el seguimiento de los casos y el tratamiento de los brotes», aunque en caso del empeoramiento de la situación sanitaria, no dudarían en recular. «Si la situación epidemiológica nos obligase a dar marcha atrás, así lo haríamos. Pero yo creo que hemos llegado en una fase diferente de la pandemia, hay que tomar los indicadores de manera diferente y trataremos la pandemia salvaguardando la salud de los ciudadanos como siempre hemos hecho», ha apostillado Repollés.

Print Friendly, PDF & Email