Vuelve el Rastrillo Aragón con presencialidad total después de un año de parón por la pandemia

Una de las novedades que trae esta edición es que en sus redes sociales (@Fundacion_Ozanam) llevan a cabo dos sorteos solidarios

Arte, libros, antigüedades, juguetes, ropa o alimentación es parte de todo lo que se podrá encontrar en los 18 stands que participan en el Rastrillo Aragón de la Fundación Federico Ozanam. Tras un año sin celebrarse, recupera su esencia y vuelve con una edición especial llena de novedades y retos solidarios en la Sala Multiusos del Auditorio de Zaragoza.

Desde este viernes 22 de octubre y hasta el día 1 de noviembre se podrá asistir al rastrillo, aunque, como novedad, este año estará cerrado durante el mediodía. Así, su horario es de 10.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 21.00 horas. Por otro lado, la entrada al recinto es gratuita para que asista todo aquel que esté interesado y quiera echar un vistazo a la gran variedad de artículos que se exponen, para todos los gustos y para todos los bolsillos.

Además, el evento se celebrará siguiendo todas las medidas sanitarias, por lo que habrá un aforo de 900 personas para garantizar la seguridad de sus visitantes y la mascarilla será obligatoria. Por la misma razón el bar que solía estar en la Sara Multiusos se traslada a la planta superior, sustituyendo al tradicional restaurante que se ubicaba allí durante el Rastrillo.

Otra de las novedades que trae esta 34 edición es que en sus redes sociales (@Fundacion_Ozanam) llevan a cabo dos sorteos solidarios de un coche infantil y un patinete, ambos eléctricos y que entregarán a los ganadores el domingo 23 y el domingo 30 de octubre, respectivamente.

Objetivo: paliar las consecuencias de la Covid-19

La puesta en marcha del Rastrillo ha sido posible gracias a más de 800 voluntarios. “Es probablemente el acontecimiento que más voluntarios mueve en Zaragoza”, ha afirmado el presidente de la Fundación Federico Ozanam, Fernando Galdámez, este miércoles en la presentación del evento.

“La gente quiere ser buena y quiere ayudar a los demás. Y es la oportunidad que tienen de echar una mano”, ha señalado Galdámez. El objetivo fundamental de la celebración de este Rastrillo Aragón 2021 es recaudar fondos para que la fundación pueda seguir apoyando a los colectivos vulnerables de la sociedad zaragoza.

Familias sin recursos, desempleados, jóvenes sin cualificación, personas en situación de infravivienda y personas mayores han sido los más afectados por la crisis económica derivada de la pandemia de la Covid-19. Por eso, la fundación quiere “seguir estando en primer línea para dar respuesta a todas sus necesidades” y pretende hacerlo gracias a la recaudación del Rastrillo.

Además de hacer gasto en el evento, quien quiera aportar su granito de arena también puede hacerse socio de la fundación, comprar su calendario de 2022 o comprar su lotería de Navidad. También se pueden realizar donaciones mediante Bizum al número 01007, a través del teléfono 976 44 33 66, realizando una transferencia a la cuenta ES90-2085-0103-9294-0002-3452 o en la página web https://www.ozanam.es/haz-tu-donacion/.

Con el esfuerzo que ha supuesto para la entidad atender las emergencias sociales de esta pandemia, la Fundación ha asumido unas pérdidas económicas de 875.000 euros en 2020. Para este año hay “mejores perspectivas” y se prevé un déficit de 300.000 euros gracias a la recuperación económica en la que están inmersos.

 

Print Friendly, PDF & Email