El Ayuntamiento de Zaragoza ya ha ejecutado el 55% de las obras previstas en los barrios rurales

El avance de las obras es uno de los asuntos que se ha abordado este miércoles en el Consejo Territorial de Alcaldes de Barrios

El Ayuntamiento de Zaragoza ha impulsado la inversión en los barrios rurales con la ejecución de obras pendientes que acumulaban retraso de años anteriores. En la actualidad, según han informado este miércoles los consejeros de Participación y Relación con los Ciudadanos y de Barrios Rurales, José Luis Rodrigo y Paloma Espinosa, respectivamente, se han ejecutado ya 56 de los trabajos previstos en el convenio con la Diputación Provincial de Zaragoza por un valor de 4,9 millones de euros, lo que supone un 55% del total.

A estas habría que sumar las cinco obras que están ahora mismo en ejecución en los barrios rurales de Casetas, Movera, San Gregorio y San Juan de Mozarrifar, y que suponen una inversión de 1,3 millones de euros. Además, hay otros dos proyectos adjudicados pendientes del comienzo de las obras y otros dos más en contratación. Desde el Área de Participación y Relación con los Ciudadanos aseguran que todos los trabajos previstos acabarán en plazo, es decir antes de diciembre de 2023, que es la fecha marcada por el primer convenio con la DPZ después de la adenda de ampliación firmada por las dos instituciones.

«Desde el ayuntamiento pondremos todos los medios para que el convenio pueda cumplirse en tiempo y forma», ha asegurado Rodrigo. El avance de las obras es uno de los asuntos que se ha abordado este miércoles en el Consejo Territorial de Alcaldes de Barrios, celebrado en el Salón de Plenos del consistorio zaragozano.

El consejero de Participación ha valorado la gestión del equipo de Gobierno PP-CS por «desatascar» obras que estaban paralizadas y mejorar la calidad de vida de los vecinos de los barrios rurales. Con este objetivo, se firmó también un nuevo convenio con la DPZ que mejora las condiciones del anterior y que se ejecutará en paralelo al anterior, ha recordado.

Los remanentes para acelerar la ejecución

De hecho, el Área de Participación ha mantenido reuniones con los alcaldes para determinar las prioridades de cada uno de los barrios en el marco del nuevo convenio, y estos han solicitado sobre todo «acometidas en aceras, en alumbrados o en parques». Aunque Rodrigo ha insistido en que «el desglose de actuaciones se presentará a los alcaldes cuando este perfilado». Para acelerar todavía más la finalización de los trabajos previstos, el ayuntamiento invertirá el remanente de los proyectos ya ejecutados, cifrado en 550.578 euros.

Por su parte, la concejal delegada Paloma Espinosa ha desgranado el estado de las obras, muchas de las cuales ya están finalizadas. Entre ellas, se encuentran la cubierta del pabellón deportivo, la mejora del saneamiento en la avenida Constitución y la peatonalización de la plaza José Lasheras en Casetas; la remodelación de los patios del colegio Ángel Escoriaza, en La Cartuja Baja, y la renovación del campo de fútbol de Garrapinillos. Además, se ha colocado una pista polivalente en el pabellón deportivo de San Juan de Mozarrifar y y se ha construido un aula de usos múltiples en Torrecilla de Valmadrid.

A todas estas obras finalizadas se añadirán pronto las que actualmente están en ejecución: la rehabilitación de las piscinas de Casetas, con un importe de 793.441 euros; las obras de accesibilidad en la Junta Vecinal de San Juan de Mozarrifar, con un montante de 141.442 euros, y la construcción del aula multiusos del C.P Pedro Oros en Movera, con un presupuesto de 184.848 euros. Asimismo, en San Gregorio, se está ampliando el parque Cristo Rey y se ha rehabilitado la Casa Cultural. En total, suman una inversión de 1,3 millones de euros.

Además, hay dos proyectos más que están ya adjudicados, pendientes del comienzo de las obras. Estos son la renovación de la red de abastecimiento y saneamiento en Alfocea, con un importe de 210.526 euros, y la peatonalización de la plaza Santiago Castillo en Casetas por valor de 96.000 euros. Por otro lado, se encuentran otras obras pendientes que todavía no han comenzado debido al desfase presupuestario, como el pabellón sociocultural de Garrapinillos o el pabellón de Monzalbarba valorado en el convenio por un importe de 444.445 euros, cuando su coste real asciende a 1,5 millones de euros.

«Este Gobierno ha dado un fuerte impulso a las obras ya que a las 56 que hay ejecutadas más las cinco que hay en ejecución, suman el 65% del presupuesto total ejecutado, frente a un 25% que nos encontramos cuando llegamos al Gobierno, y más teniendo en cuenta que ese 25% eran 2,3 millones de euros y 1,5 millones corresponden a un convenio anterior. Quiere decir que el anterior Gobierno ejecutó apenas 800.000 euros del convenio y nosotros vamos ya por un 65%», ha recalcado Espinosa.

Print Friendly, PDF & Email