Circula ebrio, sin luces, muy rápido y cuando es detenido agrede a los agentes en Teruel

El conductor del vehículo hizo caso omiso a las señales de alto de los agentes, continuando su marcha

La Guardia Civil detuvo este viernes a un conductor que circulaba de noche por la N-234, cerca de la capital turolense, bajo los efectos del alcohol, sin luces y a una velocidad excesiva. La patrulla trató de darle el alto, pero no hizo falta, ya que el conductor chocó con la bionda metálica y frenó su marcha. Por suerte, tras todas estas temeridades, el conductor resultó ileso.

Sobre las 22.00 horas del viernes día 8 de octubre, guardias civiles motoristas, del destacamento de Tráfico de Teruel, observaron cómo a la altura del km. 115,000, de la N-234, próximo a la ciudad de Teruel, un vehículo circulaba sin ningún tipo de alumbrado y velocidad excesiva.

El conductor del vehículo hizo caso omiso a las señales de alto de los agentes, continuando su marcha, y sufriendo, a continuación, un accidente por impacto contra la bionda metálica de protección de la carretera.

Auxiliado e identificado el conductor, se pudo comprobar que se encontraba bajo los efectos de bebidas alcohólicas. El varón se negó a efectuar las pruebas de detección alcohólica prevenidas y se resistió a su detención propinando golpes y empujones a los agentes.

Finalmente detenido, y junto con las diligencias instruidas por el Equipo de Atestados con el apoyo del Equipo GIAT del Subsector de Tráfico, quedó a disposición del Juzgado de Guardia.

Print Friendly, PDF & Email