Aragón continúa por debajo del número de alergólogos marcados por la OMS

Aragón cuenta en estos momentos con 17 alergólogos

Aragón cuenta en estos momentos con 17 alergólogos y una ratio de 1/78.000, cifras que hacen ver que la comunidad todavía sigue en números previos a la pandemia y, por ende, por debajo de la media que marca la Organización Mundial de la Salud (OMS), que es de 1/50.000. Así lo ha explicado este miércoles el presidente de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (Seaic), Antonio Valero, en la presentación del Congreso número 33 que se celebra en el Palacio de Congresos de Zaragoza entre el 20 y el 23 de octubre.

Valero ha expresado que la cifra no es mala en comparación con otras comunidades españolas pero que «no estaría mal darle un tirón y llegar hasta los 25 si los presupuestos y los partidos políticos lo permiten». Unas reflexiones que han estado ligadas a la valoración que han realizado los expertos del actual servicio que ofrece la sanidad aragonesa, en el que «falta representación de alergólogos en el hospital Miguel Servet que ofrezcan atención a los hospitalizados», ha señalado el coordinador del Comité Organizador del Congreso, Carlos Colás. Según este experto, todos los pacientes alérgicos son tratados en el hospital Clínico de Zaragoza.

El congreso, en el que se dan cita más de 1.000 expertos de la materia para abordar un programa innovador que sitúa en el centro al paciente, ha sido presentado este miércoles en el Ayuntamiento de Zaragoza por la vicealcaldesa de la ciudad, Sara Fernández; el presidente de la Seiac, Antonio Valero; Carlos Colás y el coordinador del Comité Científico, el doctor Juan Fraj. Sobre la elección de la capital aragonesa como sede, Fernández ha agradecido a la organización su decisión de mantener firme su decisión, ya que el evento iba a celebrarse en 2020, pero la pandemia lo impidió.

«Las instalaciones de Zaragoza, la garantía de seguridad, han potenciado y asegurado el éxito de participación ya que hay inscritos más de 1.100 alergólogos», ha recalcado Colás, destacando que «nuestra especialidad genera una gran cantidad de producción científica, y ese conocimiento tiene que ser distribuido». «Así, este tipo de reuniones ofrecen una simultaneidad muy importante», ha añadido.

La alergología y la pandemia

Además de atender a los enfermos de la Covid-19, los alergólogos tuvieron que compaginar su actividad asistencial con su trabajo en los servicios de alergia para no dejar desatendidos a sus pacientes. «Esto ha contribuido a que los pacientes alérgicos, y concretamente, los asmáticos, hayan estado bien controlados a pesar de que la mayor parte de nuestros esfuerzos han estado puestos en atender a los pacientes de la Covid. Hemos realizado citas por vía telemática cuando no ha sido posible de forma presencial», ha apuntado Valero.

«La alergología ha tenido un papel relevante en esta pandemia, hemos sufrido lo que nunca imaginábamos que íbamos a tener, todos hemos puesto la carne en el asador. Tenemos patologías alérgicas adversas que se deben enfocar desde el punto de vista interdisciplinar», ha insistido el presidente de la Seaic.

Diez millones de pacientes en España

En España hay más de diez millones de pacientes que padecen algún trastorno alérgico, «y muchos tienen un importante deterioro en su calidad de vida que se traduce en la pérdida de la calidad del sueño y en el rendimiento laboral y escolar», ha detallado Carlos Colás.

Pero a ello le sigue que «el servicio es deficitario, heterogéneo». «Se generan gastos de recursos sanitarios que se podrían solventar acudiendo a nosotros. Necesitamos más especialistas y que el reparto sea más homogéneo, y eso reclamamos desde la sociedad», ha enfatizado su presidente.

Print Friendly, PDF & Email