La oposición presenta 36 votos particulares a las ordenanzas fiscales del Gobierno de Zaragoza

Imagen de archivo del Ayuntamiento de Zaragoza

El plazo para que la oposición municipal presente sus votos particulares en el Ayuntamiento de Zaragoza a la propuesta de Ordenanzas Fiscales del equipo de gobierno formado por PP-Cs ha concluido este martes. Los grupos municipales de PSOE, Zaragoza en Común y Podemos-Equo han registrado un total de 35 propuestas.

El PSOE solicita a PP-Cs que regule en las ordenanzas la gestión de la plusvalía

El Grupo Municipal del PSOE pedirá al Gobierno PP-CS que regule, a través de la ordenanza municipal, la gestión de la plusvalía en aquellos casos en los que el ciudadano haya sufrido pérdidas en la transmisión del inmueble. Este será uno de los nueve votos particulares que los socialistas han presentado esta mañana al proyecto de ordenanzas fiscales aprobada por el Gobierno de la ciudad.
La concejal socialista Ros Cihuelo ha explicado la importancia de que PP-CS incluyan en las ordenanzas esta “garantía legal” y que no quede a expensas de la potestad del Gobierno.

Ha criticado que se haya puesto en marcha una plataforma para la liquidación de la plusvalía municipal, sin un marco normativo que lo respalde. “El anuncio de la aplicación de la plusvalía es una chapuza más de este Gobierno. Van a golpe de ruedas de prensa y ocurrencias. Mientras no haya una regulación normativa, en lugar de contribuir a solucionar un problema, lo que se hace es aumentar la inseguridad jurídica”, ha criticado la concejal socialista Ros Cihuelo.

Entre otras propuestas, el Grupo Municipal del PSOE presentará un voto particular en el que solicitará la bajada del tipo general al mínimo del 0,4.

“La bajada propuesta al 0,4087 solo supondrá una bajada de como máximo 2,50 euros en el recibo del IBI para una vivienda con un valor catastral de 70.000 euros. No es suficiente ni proporcionado a la próxima revisión catastral que debería ser próximamente. Hay que asegurar que la bajada sea real y repercuta en todos los ciudadanos”, ha manifestado Cihuelo.

Respecto a la bonificación del IBI, ICIO e IAE a las empresas de nueva implantación, los socialistas apuestan por que la bonificación impulse un fomento real de empleo en la ciudad. Para ello, consideran imprescindible que se incluya en las ordenanzas la necesidad de que los trabajadores de estas nuevas compañías estén empadronados en la ciudad y se les obligue a mantener a los trabajadores contratados 5 años.

“Esta bonificación supondrá una pérdida tan importante de ingresos que afectará a las cuentas del Consistorio y, por lo tanto, queremos garantizar que el empleo creado repercuta de manera efectiva en la ciudad”, ha manifestado la edil socialista.

Para los socialistas, la bonificación del IBI a los inmuebles comerciales de las calles afectadas por obras es insuficiente, ya que solo es aplicable a los propietarios. “Hemos presentado un voto particular para facultar a los arrendatarios que tengan el IBI repercutido por contrato a solicitar la aplicación de la bonificación. Creemos que es imprescindible que se extienda a ellos también”, ha señalado la concejal socialista.

ZeC propone unas ordenanzas fiscales “más justas y verdes”

El grupo municipal de Zaragoza en Común en el Ayuntamiento de Zaragoza ha presentado los votos particulares a las ordenanzas fiscales de Azcón para hacerlas “más justas en lo social y en lo medioambiental”.

El concejal de la formación, Alberto Cubero ha cuestionado la “medida estrella” de Azcón para reducir el IBI a las grandes empresas que creen empleo, un planteamiento “totalmente injusto” ya que “solo afecta las grandes empresas, que se podrán beneficiar hasta el 95% del IBI mientras que una pequeña que genere empleo no tendrá ningún tipo de deducción”.

Para apoyar a las pequeñas y medianas empresas, Zaragoza en Común ha solicitado que la deducción del IBI sea igual para todas aquellas que creen empleo, independientemente de su tamaño y de si son de nueva instalación o estén ya implantadas en Zaragoza y decidan aumentar su plantilla.

Para lograr una mayor progresividad fiscal, Zaragoza en Común ha propuesto rebajar el umbral a partir del cual las empresas pagan el tipo diferenciado, desde el millón de euros hasta los 800.000 euros.

De esta manera, aumentaría el número de empresas que tuviesen que pagar el tipo diferenciado, significativamente mayor, “incrementando la recaudación entre aquellas sociedades que por su tamaño pueden permitirse pagar un poco más”, ha señalado el edil.

Al mismo tiempo, la formación ha propuesto rebajar el tipo general a 0,4 tal y como el Partido Popular prometió en campaña electoral y defendió desde la oposición “puesto que una vez ha llegado al Gobierno se ha olvidado de su promesa”, ha apuntado Cubero.

La formación ha defendido que con estos votos particulares se puede bajar el IBI al conjunto de la población, a partir del incremento de la recaudación que se lograría con la subida del IBI a grandes empresas.

Zaragoza en Común también ha presentado votos particulares para lograr unas ordenanzas fiscales “más verdes”, fomentando la movilidad sostenible. Para ello, ha propuesto bonificar el impuesto de circulación de las motos eléctricas y eliminar la bonificación del impuesto de circulación a los vehículos de motor de combustión, puesto que “está totalmente desfasada y es propia de unos años en los que todavía no había vehículos eléctricos.

Bonificar la compra de coches diésel y gasolina en 2021 es un despropósito y un sinsentido”, ha defendido el edil.

Dentro de la apuesta por una transición ecológica justa, Zaragoza en Común ha propuesto bonificar la zona naranja para residentes en función de la renta. Se trata de extender la zona naranja para facilitar el aparcamiento de los residentes al mismo tiempo que se dificultan los desplazamientos urbanos en coche, pero dicha extensión debería ir acompañada de una bonificación a las rentas más bajas ya que el objetivo de la zona naranja no debe ser recaudatorio sino de fomento de una movilidad sostenible.

Además, Cubero ha recordado que “en 2020 la Consejera de Movilidad, Natalia Chueca, prometió aplicar esta bonificación pero parece que también se ha olvidado de dicha promesa”.

En relación con el sector del taxi, Zaragoza en Común ha propuesto bonificar el impuesto de circulación de los taxis para apoyar a uno de los sectores que más ha sufrido los efectos de la pandemia.

Otra propuesta de la formación ha sido revertir el “tasazo” que el año pasado Azcón aplicó a la protección animal triplicando las tasas para la adopción de animales. En este sentido, Cubero ha defendido volver a las tasas que había en 2020 para fomentar la adopción de animales, en línea con una apuesta por una ciudad amiga de los animales.

Podemos propone bajar el recibo del IBI, el del agua y la grúa a casi todos los hogares

El portavoz de Podemos, Fernando Rivarés, ha presentado este martes 16 votos particulares encaminados a bajar los recibos del IBI, del agua y también el precio del depósito municipal de la grúa a la mayoría de zaragozanos.

Como requisito, Rivarés ha propuesto limitar la rebaja al 3% de las personas que más tienen, a través de varios votos particulares a las ordenanzas en la bonificación de plusvalía, para mantener igual la bonificación para la mayoría de la gente.

“Queremos avanzar hacia una política fiscal justa, que beneficie más a quien menos tiene y que haga que quien más tenga contribuya más, no proporcionalmente sino, como dice la Constitución, progresivamente”, ha señalado Rivarés, argumentando que es todo lo contrario a lo que proponen las ordenanzas fiscales presentadas por Azcón.

También propone rebajar los recibos del agua al subir moderadamente los umbrales actuales de acceso a las bonificaciones de manera que tengan acceso a la misma, muchas más familias y hogares que las actuales.

Desde el Gobierno de Zaragoza han recordado que estudiarán cada voto y que están abiertos a todas las propuestas que bajen impuestos y creen inversión. Su objetivo es poder aprobar las ordenanzas fiscales en el Pleno de diciembre.

Print Friendly, PDF & Email