La búsqueda de la belleza, la voz interior y los murmullos a través de la danza llegan al Principal

El espectáculo "La voz eterna" de la compañía LaMov estará hasta el domingo 24 de octubre en el Principal

El cuerpo puede hablar a través de la voz, pero también puede hacerlo sin ella, gracias a los movimientos, delicados o bruscos, agresivos o sensibles. Esta es la motivación de «La voz eterna», el nuevo espectáculo de LaMov que llega al Teatro Principal este jueves y que promete unir tres voces, la del corazón, la de la conciencia y la del miedo y mostrarlas a través de la danza.

Diferentes movimientos y coreografías, pero con el sello de identidad de la danza contemporánea, arriesgada y moderna de LaMov, son la clave de este espectáculo compuesto por tres piezas. El amor, dicen, no es repetición sino que cada acto de amor es un ciclo en sí mismo. Esa es la clave de «Ciclos», la pieza compuesta por Eduardo Zúñiga y Gustavo Ramírez Sansano en la que las pulsiones y la voz del corazón son el hilo conductor.

«La voz eterna es como los katas de kárate, un grito de guerra a ese que tenemos enfrente, un grito de liberación, de espantar el miedo». Así hablaba el coreógrafo y director de LaMov, Víctor Jiménez, de «La voz eterna», la segunda pieza que compone el espectáculo homónimo. La búsqueda de la belleza más pura y eterna y esa voz que surge de lo más profundo hasta hacer hablar al cuerpo sin una sola palabra representan la sensibilidad e intimidad de esta otra pieza.

El coreógrafo Nunzio Impellizzeri decía oír muchos murmullos durante la pandemia. «Una sucesión de voces que tenían muchas cosas que decir». Y de ahí surgió «Murmuriu», la tercera pieza que compone el espectáculo, y que invita a los espectadores a explorar todas aquellas cosas que quedan pendientes por decir, pero no se expresan en voz alta por miedo, represión o confusión. En Murmuriu hay mucho ruido de fondo lleno de verdad y los diez bailarines que estarán sobre las tablas del Principal se encargarán de hacer llegar eso murmullos a través de la danza.

Con un espectáculo innovador y arriesgado, LaMov pretende poner a Zaragoza en el mapa de la danza contemporánea y seguir creciendo como compañía. «No es un trabajo fácil, pero poco a poco estamos consiguiendo hacernos un hueco en la danza moderna con escenografías y coreografías muy ambiciosas», ha señalado el director, Víctor Jiménez.

Los asistentes al Principal podrán adentrarse en esta simbiosis de danza y voz en diferentes pases que arrancan este jueves a las 20.00 horas. El mismo horario tendrán los pases del viernes y el sábado (22 y 23 de octubre) y el domingo será el cierre del telón con un pase a las 19.00 horas. Después, coreógrafos y bailarines comenzarán una gira por diferentes tablas nacionales.

Voz, cuerpo e intimidad se fusionan en un espectáculo íntimo e intenso que promete no dejar indiferente y que invita al descubrimiento y la búsqueda de la belleza del movimiento.

Print Friendly, PDF & Email