Los zaragozanos pueden autoliquidar la plusvalía municipal a golpe de ratón

La responsable de Hacienda, María Navarro, presenta la nueva herramienta para autoliquidar la plusvalía

El Ayuntamiento de Zaragoza, a través de la consejería de Presidencia, Hacienda e Interior, ha impulsado una herramienta digital para que los contribuyentes puedan autoliquidar el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, conocido como Plusvalía municipal, de manera telemática.

La herramienta, con la que han trabajado en pruebas los funcionarios municipales en ventanilla desde el pasado mes de julio, ya está disponible a través de la página web municipal, www.zaragoza.es , para los ciudadanos que dispongan de Certificado Digital o Cl@ve.

Los contribuyentes, o sus representantes legales, pueden realizar su autoliquidación introduciendo, de manera sencilla e intuitiva, los datos personales tanto del sujeto que transmite como el que recibe un inmueble. La aplicación contempla cualquier tipo de transmisión (compra-venta, dación, donación, herencia, permuta…) e incluso que esté bonificada o exenta.

En rueda de prensa, la responsable municipal de Hacienda, María Navarro, ha destacado que la nueva herramienta digital del Ayuntamiento de Zaragoza tiene en cuenta si existe o no un incremento en la transmisión de un terreno de naturaleza urbana mediante valores de suelo de escrituras.

«Algo que no se había tenido en cuenta en el Consistorio hasta que el pasado mes de julio la consejería de Presidencia, Hacienda e Interior ofreciese, por primera vez, al ciudadano la posibilidad de aportar escrituras a la hora de autoliquidar el Impuesto de Plusvalía», ha señalado para añadir que el objetivo del cambio de criterio en la gestión fue que «el contribuyente sólo se viese obligado a tributar cuando hubiese un beneficio por lo recibido».

Por tanto, basándose en este criterio, la herramienta digital sólo emite una carta con cuota a pagar si existe un incremento en la transmisión, dando la posibilidad al contribuyente de abonar el importe en ese momento a través de una plataforma de pago digital o en efectivo, facilitando en este caso las copias que se han de llevar en mano a la entidad bancaria. El contribuyente no cumplirá con la autoliquidación mientras no realice este ingreso.

En el caso de que se produzca una minusvalía, el ciudadano no tiene que abonar impuesto y su obligación fiscal finaliza formalmente con la presentación de la autoliquidación con dicho resultado, la cual podrá ser objeto de comprobación posterior por parte de la Administración.
Para que los ciudadanos puedan conocer de antemano sus obligaciones relacionadas con el Impuesto de Plusvalía, el Ayuntamiento de Zaragoza, también pone a su disposición un simulador que permite un cálculo inmediato, en el acto, del incremento o decremento de valor de la transmisión.

En cualquier caso, la liquidación del Impuesto del Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana podrá seguir realizándose de forma presencial en las oficinas de Gestión Tributaria, en la Unidad de Plusvalía, en el Edificio Seminario.

El Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana tiene en cuenta el incremento de valor que experimentan los terrenos de naturaleza urbana que se transmiten por compraventa, donación, permuta o dación, sucesión, enajenación en subasta pública, aportaciones a una sociedad o transmisión de derechos reales (usufructos, censos, derecho de superficie…). Es decir, grava el aumento de valor que los terrenos han experimentado con el paso del tiempo.

Campaña de comunicación y formación

Con el fin de que el ciudadano resuelva las posibles dudas que le puedan surgir a lo largo del proceso de autoliquidación de Plusvalía, el Ayuntamiento de Zaragoza ha editado dos vídeos tutoriales en los que se presentan casos reales del impuesto y que el contribuyente tendrá a su disposición en la propia web del Ayuntamiento de Zaragoza junto con un manual de uso de la aplicación.

El Ayuntamiento de Zaragoza habilita además dos números de teléfono (976 726 551 y 976 726 557) para resolver las dudas que puedan surgir a la hora de autoliquidar el impuesto de forma telemática.

Para dar a conocer el nuevo servicio y que los contribuyentes sean conocedores de las herramientas digitales con las que cuenta en su relación con el Consistorio, el Ayuntamiento de Zaragoza inicia una campaña de difusión en diferentes medios informativos.

También, una ronda de reuniones con los diferentes Colegios Profesionales de la ciudad cuya actividad está relacionada con el Impuesto del Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana. Comenzaron el pasado 7 de octubre en el Colegio de Abogados de Zaragoza y tendrán lugar, durante las próximas semanas, en los Colegios de Registradores de Fincas, Gestores Administrativos, Administradores de Fincas, Notarios, Economistas y Agentes de la Propiedad Inmobiliaria.

Precisamente, el Ayuntamiento impartirá de forma gratuita, durante el próximo mes de noviembre, una formación a los distintos profesionales implicados en la autoliquidación del impuesto. El objetivo es el de puedan trabajar de forma telemática en el cien por cien de los casos.

El nuevo servicio de autoliquidación llega tras la digitalización de la Junta de Reclamaciones Económico-Administrativas y del Padrón Municipal y pone de manifiesto la apuesta del Área de Presidencia, Hacienda e Interior por la digitalización. El objetivo de la consejería es el de llegar a digitalizar la Agencia Municipal Tributaria en 2023.

Refuerzo de personal

Para afrontar la puesta en marcha de la digitalización del sistema, así como para liquidar, resolver y valorar los diferentes casos, el Área de Presidencia, Hacienda e Interior ha incrementado el número de ventanillas para asistencia o ayuda presencial a los sujetos pasivos del impuesto. Lo hará hasta que se generalice el uso individualizado de la autoliquidación a través de Internet por parte de los contribuyentes, gestores o profesionales.

Criterio «justo»

Por primera vez, el pasado mes de julio, la consejería de Presidencia, Hacienda e Interior del Ayuntamiento de Zaragoza, puso a disposición de los ciudadanos la posibilidad de demostrar mediante escrituras, si existe o no un incremento en la transmisión de un terreno de naturaleza urbana.

Desde entonces, sólo en el caso de que exista, se procede a autoliquidar el Impuesto del Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana. Los contribuyentes que acuden a las ventanillas del Edificio Seminario para autoliquidar el impuesto, y los que lo hagan a partir de ahora de forma “online”, pueden demostrar si hay o no incremento en la transmisión comparando valores catastrales y de escritura, tanto en el momento de la transmisión como en el de la adquisición. Sólo en caso de que haya incremento, el Consistorio autoliquida el impuesto tal y como determina la Ley de Haciendas Locales.

Si se ha producido un decremento en el valor de la transmisión, el ciudadano no abona impuesto y su obligación fiscal queda reducida a una autoliquidación con minusvalía. El Área de Hacienda calcula que, con el nuevo criterio en la gestión del impuesto, entre un 30 y 40% de las liquidaciones corresponderán a minusvalías en comparación con el anterior criterio, con el que todas las liquidaciones se resolvían como plusvalías.

Print Friendly, PDF & Email