Victoria de máxima efectividad del Huesca ante el Girona FC (1-3)

Un doblete de Seoane en el tramo final da los tres puntos a un Huesca que se adelantó por medio de Mateu en un disputado encuentro en Montilivi

La Sociedad Deportiva Huesca sumó tres puntos de vital importancia en su recorrido en LaLiga SmartBank con un triunfo de máxima efectividad en Montilivi ante el Girona FC, finalizando a gol sus dos ocasiones más claras del disputado choque en la 10ª jornada de la competición doméstica.

La victoria le acerca a la zona alta de la tabla gracias a tres tantos: uno de Mateu al inicio del segundo tiempo y dos de Seoane ya en el tramo final, el primero a seis minutos del final del tiempo reglamentario, y el definitivo en el descuento. El Huesca empieza a hacerse grande fuera, con dos victorias y un empate en los últimos tres duelos lejos de El Alcoraz. Toca ahora sumar de tres en casa ante el Málaga este martes.

El choque comenzó alborotado, abierto y con un Girona amenazante hacia la portería de los oscenses. El cuadro gerundense tuvo las ocasiones más claras, aunque el Huesca dispuso de algunos acercamientos de peligro. Fue notorio el de Buffarini, con un chut desde la frontal en el minuto 12 que se le marchó lateralmente. Al borde de la media hora de juego Arnau cabeceó a gol, pero el tanto sería correctamente anulado por fuera de juego. Andrés Fernández poco después salvó el 1-0 con una buenísima estirada de nuevo con Aranau enfrente. Antes del descanso, de nuevo el fuera de juego de Bustos anulaba con justicia otro gol local.

El inicio de la segunda parte trajo la mejor de las noticias: Joaquín condujo el balón en la banda, asistió a Escriche y este se giró y cedió para la llegada en segunda línea de Marc Mateu, que con un toque magistral con el exterior de la zurda la puso junto a la base del palo derecho de Juan Carlos.

Mejor, imposible. Tocaba frenar ahora el arreón rival persiguiendo la igualada, y la zaga buscaba mantenerse sólida. Especialmente destacable fue la intervención de Andrés Fernández en el minuto 61, un auténtico paradón de reflejos en el mano a mano con Nahuel. Ambriz optó por introducir a Mosquera y Nwakali por Pitta y Mikel Rico, en busca de ganar el duelo por el control del juego. En el minuto 70, después de un centro lateral del rival y una asistencia de cabeza, fue finalmente Pablo Moreno quien en el área cabeceó a gol el empate, rompiendo la ventaja altoaragonesa.

Tras el mazazo, Andrés tuvo que desviar a córner un remate de Saiz envenenado en dirección a la portería y otro de Stuani de mucho peligro. Ambriz, de nuevo desde el banquillo intentó hacer reaccionar al equipo, con la entrada de Gaich y Ratiu por Escriche y Joaquín. El rumano, precisamente, fue clave en el tanto del triunfo en el 84′, con un centro medido hacia la llegada de Seoane, que la mandó el cajón haciendo el 1-2 en el momento más importante del choque. Gaich tuvo en sus botas el tercero, de la tranquilidad, pero finalmente fue Seoane el que tras una larga conducción encaró a Juan Carlos e hizo el 1-3 definitivo, que dio la tranquilidad y la alegría a los azulgranas.

Print Friendly, PDF & Email