La micromovilidad eléctrica en la ciudad, esencial para casi el 80% de los zaragozanos

Se trata del primer estudio sobre micromovilidad compartida realizado en las principales ciudades españolas que durante el último año han contado con un servicio de patinetes compartidos

Un 79% de los zaragozanos afirma que la micromovilidad eléctrica es una pieza esencial para solucionar los problemas de movilidad en las ciudades, como la contaminación, número de automóviles y el tiempo en los desplazamientos. Así lo revela «Spin Report: La percepción de la ciudadanía sobre la micromovilidad compartida», un estudio elaborado por Kantar para Spin, la compañía de movilidad compartida y eléctrica de Ford Motor Company, con una muestra de 2.000 personas.

Se trata del primer estudio sobre micromovilidad compartida realizado en Zaragoza, Barcelona, Tarragona, Madrid, Sevilla y Málaga, las principales ciudades españolas que durante el último año han contado con un servicio de patinetes compartidos. El objetivo del estudio se centra en analizar el interés de los ciudadanos en la implantación de estos servicios, beneficios y retos, así como la complementariedad con el transporte público.

En ese sentido, el informe señala que un 66% de los zaragozanos incrementaría el uso del transporte público si tuviera servicios de micromovilidad cerca, ya sea para llegar a su parada más cercana o de la parada a su destino final. Un dato muy alineado con la media de las ciudades estudiadas, 70 %. Por otro lado, un 81% de los zaragozanos querría un sistema tarifario integrado conjunto de transporte público que incluyera los servicios de micromovilidad compartida, posicionándose por encima de la media (76%) y como la segunda ciudad que más demanda esta medida, solo un punto porcentual por detrás de los sevillanos.

La reducción de la contaminación, principal motivo para usar patinete eléctrico

Spin Report también se ha centrado en analizar cuáles son las principales razones para utilizar los patinetes eléctricos compartidos, así como los retos y necesidades concretas de los ciudadanos. Según los datos analizados, se ha identificado que la ciudadanía está cada vez más concienciada con el nivel de contaminación de las ciudades. Un 62% de la población encuestada afirma que cada vez les gusta menos coger el coche por la ciudad, una cifra que en Zaragoza se mantiene muy cercana a la media (60%).

En esta línea, el motivo principal observado en todas las ciudades analizadas para utilizar el patinete eléctrico compartido se atribuye a la voluntad de reducir la contaminación (59%). Le siguen la facilidad de aparcamiento (53%) y el hecho de poder desplazarse más rápidamente para ganar tiempo (44%). En concreto en Zaragoza, la reducción de contaminación obtiene un 62%, siendo una de las ciudades estudiadas que más relevancia otorga a este aspecto. Este es un dato muy significativo a la hora de valorar cómo la opinión pública ha ido evolucionando a medida que ha habido más pedagogía del estado de la calidad del aire en la ciudad.

La educación, el incumplimiento de las normas y la necesidad de una normativa clara

Entre las principales mejoras a implementar en el uso del patinete eléctrico compartido en las ciudades, en primer lugar, un 53% de los encuestados aboga por que se sancione el uso incorrecto de estos vehículos de movilidad personal, la misma cifra que demanda que los usuarios no circulen por la acera ni zonas peatonales. Un 46% desea que en su ciudad haya una normativa más clara de circulación.

Otra de las principales conclusiones de las que se desprende el estudio es la importancia de impartir formación en educación vial. Un 81% de los zaragozanos ve necesaria la realización de cursos de patinetes y bicicletas a la ciudadanía. La formación es de esencial importancia para Spin, que hace dos meses dio a conocer la primera Academia de Conducción de Patinetes eléctricos de la mano del RACC, cuya primera edición se celebró en Tarragona el pasado mes de junio.

Print Friendly, PDF & Email