Reabierta la N-330 a la altura de Villel tras la caída de 30 bombonas de butano de un camión

El accidente se ha producido a las 8.30 horas

Treinta bombonas de butano han caído esta mañana sobre las 8.30 horas en la N-330 a la altura de Villel (Teruel) al desprenderse del camión de carga que las transportaba. El conductor, un vecino de Teruel de 48 años, transportaba las bombonas para repartir a la zona de Ademuz.

Según ha informado la Guardia Civil de Teruel, la carretera se ha reabierto al trafico sobre las 10.51 horas de la mañana.

Varias de estas botellas caídas han sido arrolladas por otro camión que circulaba en sentido contrario, pero no hay que lamentar ningún tipo de daño personal ni peligro en la circulación.

Print Friendly, PDF & Email