Cinco jóvenes intentan robar un móvil en el Casco reventando una botella a su víctima

Los dos robos se produjeron en las inmediaciones del Casco de Zaragoza // Foto: Laura Trives

Más gente, alcohol y fiesta. Tres factores del que se están beneficiando los delincuentes para aumentar sus robos. Aunque están siendo unas fiestas tranquilas, exceptuando los actos vandálicos del lunes, se están produciendo una serie de robos de extrema violencia realizados en grupos de jóvenes y en el Casco.

El más grave, el realizado a dos jóvenes que disfrutaban de una copa en un bar de la calle de El Temple. Cinco jóvenes los rodearon, los empujaron, los golpearon e incluso le reventaron una botella de vidrio a uno de ellos que después necesitó sutura. Todo para robar un móvil. Un día antes, una pareja sufrió un robo similar de corte violento cerca del Mercado Central.

El primer incidente tuvo lugar la noche del miércoles 13 cuando dos amigos salían de fiesta de un local del Casco. Uno de ellos notó cómo alguien trataba de sacarle el teléfono del bolsillo. Al girarse vio a cinco jóvenes que al momento lo empujaron, tiraron al suelo y patalearon fuertemente. Tal fue la violencia empleada que uno de los agresores reventó una botella de vidrio en la cabeza de uno de los jóvenes. La Policía Nacional, de patrulla por la zona, los distinguió entre la gente en estado de shock y ensangrentados.

Uno de los agredidos distinguió al grupo de jóvenes, no muy lejos de donde fueron encontrados, y fueron detenidos. Cinco varones, tres de ellos mayores de edad y nacidos entre 2002 y 2003. Ambos heridos fueron trasladados al Clínico de Zaragoza, necesitando el de la botella puntos de sutura, el otro solo estuvo en estado de observación médica.

Robo a la pareja

Un día antes una pareja que paseaba por las inmediaciones del Mercado Central sobre las 23.00 horas sufrió otro robo similar. Un grupo de jóvenes le tiraron del bolso, produciendo un forcejeo que acabó con la chica en el suelo y recibiendo patadas. Su novio, que intentó interceder, sufrió el mismo resultado.

Afortunadamente, una patrulla de la Policía pasaba por allí y consiguió detener a estos tres individuos.

Print Friendly, PDF & Email