Dos trenes históricos, un encuentro y un manjar soriano: llega el Torrezno Express

El Torrezno Express
Dos trenes históricos saldrán de Zaragoza y Madrid y se unirán en un punto para viajar a Soria, degustar su gastronomía y su cultura

El Tren Azul es un tren histórico que hace viajar en el tiempo a quienes ocupan sus asientos, pues los pasajeros volverán a los años 60 y 70 en la estrella de la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y Tranvías . En el Tren de los 80, esa vuelta al pasado es clara y para los que no se decidan por una época u otra podrán viajar en las dos gracias al Torrezno Express. Este viaje une dos ferrocarriles, uno procedente de Zaragoza y el otro de Madrid, en Torralba del Moral y de allí se hará un viaje conjunto a Soria donde además de descubrir la cultura de la ciudad, se podrán degustar unos deliciosos torreznos.

El viaje, organizado por la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y Tranvías y la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Madrid, está programado para el 24 de octubre. El Tren Azul saldrá desde Casetas a las 8.00 horas y hará otra parada en Calatayud sobre las 9.00 horas. El Tren de los 80 saldrá desde la estación madrileña de Chamartín y ambos llegarán a Torralba del Moral sobre las 10.15 horas. Allí se engancharán el uno con el otro y los pasajeros de ambos podrán conocer los entresijos del tren procedente de la otra ciudad. Eso sí, acompañados de unos buenos torreznos sorianos para hacer más amena la llegada a la ciudad.

Un viaje en dos trenes museo

«Se trata de una experiencia que va más allá de un viaje. Son museos sobre raíles porque, por ejemplo, en el Tren Azul se puede ver un vagón restaurante ambientado en la Belle Epoque, el primer coche cama o la única estafeta postal ambulante que todavía circula por la red, es decir, un vagón desde el que todavía se pueden enviar cartas», ha asegurado el presidente de la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y Tranvías, Carlos Abadías.

En el caso del tren madrileño se puede ver un coche de literas, un coche de primera y segunda clase de los años 80 con todo lujo de detalles. «Es un recorrido por la historia de los ferrocarriles que pone en valor el trabajo de restauración de las dos asociaciones y que, además, también tiene un toque gastronómico porque a ambos organizadores nos encantan los torreznos», ha comentado el presidente de la Azaft.

Esta propuesta gastronómica-cultural ha sido, sin duda, todo un éxito y es que en apenas 72 horas ya han volado las 400 entradas que se han puesto a la venta (150 en Zaragoza y 250 en Madrid) e incluso hay lista de espera por si hubiese alguna devolución. Después de recorrer la ciudad de Soria y descubrir las joyas de estos trenes museos, ambos se separarán y volverán a Madrid y Zaragoza por la noche.

Print Friendly, PDF & Email
El Torrezno Express