El Servet teme un repunte de casos de Covid tras el Pilar, pese a la baja transmisión del virus

Las próximas dos semanas son decisivas para ver la evolución de la pandemia

El Hospital Miguel Servet teme que haya un repunte de Covid tras la celebración de las “no Fiestas del Pilar”, pese a la baja transmisión comunitaria del virus y a las altas cifras de vacunación en Aragón. Así, durante las dos próximas semanas se verá si “esto ya está verdaderamente controlado”.

“No podemos dar nada por superado porque no tenemos bola de cristal”, ha dicho el gerente del Sector Zaragoza II, Luis Callén, este miércoles refiriéndose a la pandemia. Tal y como está la situación sanitaria a día de hoy con solo 26 positivos en las últimas 24 horas en la Comunidad, Callén ha afirmado que “no nos supone ninguna merma en la capacidad asistencial derivada de una acumulación de pacientes Covid”. Para corroborarlo ha expuesto las cifras de esta mañana en el hospital: once pacientes en planta y cuatro en UCI.

Y es que hay un dato “muy descriptivo” de cómo está la situación en la calle, es decir, la transmisión comunitaria. Ese dato es el número de pacientes con sospecha de patología Covid que atienden cada día en urgencias. “Hemos llegado a tener 60 u 80 durante muchos días en las distintas olas y ahora tenemos entre uno y cinco al día”, ha señalado Luis Callén, quien ha añadido que ayer, día del Pilar, solo hubo un paciente con sospecha de tener el virus. “Son cifras verdaderamente muy contenidas”, ha expresado.

La incógnita de las «No fiestas»

La incógnita ahora está en “los resultados de las “no fiestas” en las que estamos inmersos”, ha indicado el gerente. Además, ha recordado que en Aragón “algo hemos hecho bien” porque la Comunidad se sitúa cuatro puntos sobre la media nacional en cuanto a vacunación, tanto si se cuenta sobre el padrón como sobre la base de datos de usuarios de tarjetas. Si a eso se le suma la propagación que en este momento está siendo muy baja, “por mucho que haya gente que no adopte todas las precauciones que serían deseables, cabe esperar que tampoco la transmisión vaya a ser tremenda”, ha afirmado Callén.

Aunque “sí que es cierto que todos nos tememos que pueda haber un pequeño incremento, no sabemos de qué magnitud”, ha dicho el gerente, pero “estamos expectantes a la próxima semana y a la siguiente a ver con qué cifras nos encontramos”. Ahora solo queda esperar para ver los resultados y aferrarse a la suerte: “Cruzamos los dedos para que no sea nada demasiado alarmante y podamos seguir diciendo que esto ya está verdaderamente controlado”, ha concluido Luis Callén.

Print Friendly, PDF & Email