Desde hace años padezco un trastorno digestivo por ansiedad que últimamente se ha agravado y no logro controlar. Está afectando a mi salud y me ha hecho perder mucho peso.

Es común que las personas que sufren de ansiedad a menudo pierdan completamente el apetito, o por el contrario, no pueden controlar la comida que ingieren, realizando ingestas excesivas.

En primer lugar, debes ponerte en manos de un médico especialista para controlar tus hábitos alimenticios. La dieta debe ser equilibrada y constante, tratando de crear una rutina fija que garantice que te encuentres en un peso saludable. En segundo lugar, y quizá sea el paso más importante, es actuar sobre la raíz del problema que la origina, ya que los problemas digestivos se pueden cronificar si no se consigue reducir la ansiedad.

Debes abordar el origen de tu problema, analizar y detectar el porqué de tu ansiedad y entender por qué se manifiesta para poder controlarla. Necesitas aprender a afrontar las causas que la activan. Para ello, será necesario acudir a un psicólogo especialista en ansiedad que preferiblemente trabaje con la terapia cognitivo conductual, ya que para estos casos suele ser muy efectiva.

Mi consejo: encontrar un psicólogo adecuado y una terapia que encaje contigo puede ser de gran ayuda para mejorar notablemente tu calidad de vida.

Print Friendly, PDF & Email