El doblete de Ewerthon, un héroe inesperado y el polémico tanto de Galán

Ros hacía el tanto en la última victoria zaragocista. Foto: Real Zaragoza

Los Real Zaragoza – S.D. Huesca se han caracterizado hasta el momento por ser unos thrillers propios de las mejores salas de cine del país. Goles en los últimos segundos de partido, expulsiones, polémica arbitral e incluso algún héroe inesperado que no caerá en el olvido simple y llanamente por haber anotado en el derbi. ¿Quién será este lunes el que imponga su rúbrica en las estadísticas?

El primer choque liguero en La Romareda entre ambas escuadras tuvo lugar en la temporada 2008-2009. Allí, la Sociedad Deportiva Huesca daba la sorpresa al adelantarse en el electrónico gracias a los tantos de Rubén Castro de penalti y de José Vegar. Pero emergería la figura indiscutible de Ewerthon para, con un doblete, poner el definitivo 2-2 y sellar las tablas.

Para encontrar el siguiente hay que desplazarse temporalmente a la campaña 15-16. Fue, hasta ahora, el choque con más tantos de todos los derbis disputados entre ambos. Ángel adelantaría a los maños en el 40, aunque sería expulsado cuatro minutos después. Los oscenses aprovecharían la superioridad numérica para darle la vuelta al luminoso con tantos de Fran Mérida y Héctor Figueroa. Tirando de casta y orgullo, Ortuño y Diamanka darían de nuevo la alternativa a los blanquillos, viendo tirado por tierra parcialmente su trabajo con el 3-3 decisivo de Carlos David en el minuto 93.

Las dos campañas siguientes, la 16-17 y 17-18, se decidieron por idéntico resultado. En la primera apareció un héroe inesperado, Jorge Casado, con un gol en el 89. Aquel día fue el Huesca el que se quedó con uno menos por una torpeza antes del descanso del joven Bambock. Mientras, fue Javi Ros el que decantó la balanza del lado del histórico cuadro blanquillo con un tanto en el 58, haciendo justicia a lo visto en el terreno de juego de La Romareda.

El último de los choques entre Real Zaragoza y Huesca se dirimió también en los minutos finales con una jugada no exenta de polémica. Falta más que clara de Pulido a Puado y, a la contra, gol de Javi Galán en el 95 para echar una palada de tierra encima de las aspiraciones blanquillas de ascender.

Se espera por tanto que, a tenor de lo sucedido en los choques precedentes, La Romareda acoja un encuentro en el que nadie se podrá relajar hasta que el colegiado señale el final y mande a ambos equipos camino de los vestuarios. Porque hasta ahora sí se ha dado y la igualdad existente en este arranque liguero invita a pensar que se puede vivir, un año más, un thriller no apto para cardiacos.

Print Friendly, PDF & Email