La nueva calle Cuarte: prioridad peatonal, luces led y arbolada hasta la plaza de las Canteras

Así quedará la calle de Cuarte tras su reforma integral

La calle de Cuarte del barrio de Torrero dejará de ser un espacio tomado por los coches para convertirse en un eje de prioridad peatonal, arbolado y sin barreras arquitectónicas. Su reforma integral supondrá una inversión de más de 798.400 euros y comenzará a ejecutarse en el primer trimestre de 2022 dentro de la Operación Calles.

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, acompañado por la consejera de Infraestructuras, Patricia Cavero, ha presentado hoy los detalles de esta renovación, que transformará la calle en un vía más amable y segura mediante la creación de una plataforma única que, además contribuirá a poner en valor el comercio de esa zona.

Para ello no sólo se reformará la calle Cuarte desde calle de Cabañera sino que la actuación se extenderá también al entronque con la calle Alicante y continuará hasta la intersección con Fray Julián Garcés.

La reforma se ha diseñado para reducir significativamente el espacio destinado al coche y mejorar la accesibilidad y la seguridad vial de los peatones. Actualmente el 73% del espacio está destinado al vehículo, con aceras estrechas, numerosas barreras arquitectónicas y una calzada ancha que favorece los aparcamientos en doble fila. Con la reforma, el espacio de aceras se duplicará.

La nueva configuración de la calle tendrá dos zonas diferencias para garantizar la operatividad de la vía. Entre calle de Cabañera y calle de Depósito Alto se mantendrán las aceras a diferente nivel que la calzada pero ampliándolas y eliminando las barreras arquitectónicas. Se trata de un tramo con intensidad de tráfico en el que se estrechará la calzada para ayudar a reducir la velocidad de los vehículos, que se limitará a 20km/h, y ganar espacio peatonal. Tendrá una línea de aparcamiento junto a la que habrá arbolado.

Desde calle de Depósito Alto hasta la plaza de Las Canteras se creará una plataforma única de prioridad peatonal, con aceras y calzada al mismo nivel. Se mantendrá una fila de aparcamiento a un lado y se plantará arbolado, ya que ahora no hay ningún elemento vegetal en toda la calle.

Se reformará también la conexión de la calle Alicante con la calle Cuarte. En la intersección se creará un espacio de encuentro y descanso para los vecinos con bancos y árboles que ofrezcan sombra. Además se elevará la calzada de la calle Alicante antes del cruce para favorecer que los vehículos tengan que reducir la velocidad cuando se incorporen desde esta vía y mejorar así la seguridad vial.

La reforma de la calle Cuarte va a requerir también una profunda renovación en el subsuelo. Por ello, se sustituirá toda la red de saneamiento, incluida parte de la plaza de las Canteras para aumentar la capacidad hidráulica.

También se cambiarán todas las tuberías de abastecimiento de agua para eliminar las viejas conducciones de fibrocemento y se instalará nuevo alumbrado público con tecnología led. Además de ofrecer una luz más uniforme en toda la calle y reducir el consumo energético, se mejorará la estética de la vía porque se soterrará el cableado y se dejarán hechas las canalizaciones para que las compañías privadas vayan eliminando los suyos.

La nueva calle también estará adaptada a la normativa de Bomberos, con espacios reglamentarios de maniobra y contará con pavimento drenante, papeleras y aparcabicis. El plazo de ejecución será de seis meses.

Aprobados los proyectos de la avenida de Navarra y la calle de Félix Latassa

El Gobierno de Zaragoza ha aprobado hoy además los proyectos definitivos para la reforma integral de la Avenida Navarra (primera fase) y la calle Félix Latassa.

Se suman de esta forma a los de las calles Cuarte y Reina Fabiola, que ya habían completado su tramitación. De esta forma, este mismo mes de octubre está previsto que salgan a licitación las primeras obras con el objetivo de que, una vez adjudicados los contratos, las reformas comiencen a ejecutarse en el primer trimestre de 2022.

Print Friendly, PDF & Email