«El rapto de las sabinas», «Los náufragos» y 185 obras más de Francisco Pradilla embellecen la Lonja

Pintó dos obras maestras en la historia del arte español del siglo XIX: «La rendición de Granada» y «Juana La Loca». Pero, Francisco Pradilla Ortiz hizo mucho más. Considerado el mejor pintor aragonés después de Goya y una de los más importantes de finales del XIX y principios del XX en España, ahora 187 piezas suyas llegan a la Lonja en una exposición que podrá disfrutarse hasta el 9 de enero.

Además, 84 de esas piezas son inéditas, pues no se han expuesto nunca en el último siglo. Cedidas por el Museo del Prado, el de Bellas Artes de Bilbao y de algunas colecciones particulares. Óleos, acuarelas y dibujos como el «Cortejo del bautizo del príncipe don Juan», «El retrato de la Marquesa de Encinares», «El rapto de las sabinas» o «La rendición de Granada» estarán expuestos en la muestra que ha reservado dos salas especiales a la obra sobre papel por cuestiones de preservación.

El último autorretrato que Pradilla pintó con 69 años en 1917 da la bienvenida al visitante a la exposición. Junto a otros dos, componen un tipo de pintura que era muy recurrente en el artista. «Era un pintor que reflejaba todo lo que veía y lo hacía de manera natural plasmando en el lienzo la realidad», ha explicado el comisario de la exposición, Wilfredo Rincón quien también reconoce que «es un pintor frustrado de paisajes al natural».

«Si vemos su obra y probamos a quitar los personajes que aparecen por ejemplo en la ‘Rendición de Granada’ vemos que los paisajes son espectaculares y en muchas de sus otras pinturas también», ha asegurado.

La exposición sigue criterios cronológicos, temáticos y estéticos y hacen un recorrido desde Galicia hasta Italia a través del arte. El pintor aragonés retrató escenas costumbristas como el «Viernes santo en Madrid», las «Lavanderas en un patio toledano» o el «Rincón veneciano de la plaza de San Marcos». «Es un pintor que incluso tenía toques impresionistas y un pincel muy delicado y un talento que muchas veces ha quedado oculto, pues es bastante desconocido», ha asegurado la responsable del Servicio de Cultura, Romana Erice.

Así, para que el público aragonés se adentre en la obra y trayectoria artística del pintor se han organizado visitas guiadas para escolares y familias que son gratuitas y que se pueden reservar en el teléfono de la Lonja.

La exposición rinde homenaje al centenario del fallecimiento del pintor y además se ha editado un libro en el que se hace un recorrido por su obra ordenada de manera cronológica. Así, el redescubrimiento del pintor a través de sus obras más ilustres embellecen, aún más, La Lonja.

Print Friendly, PDF & Email