La exministra Fátima Báñez defiende mantener la reforma laboral de 2012 para crear empleo de calidad

Báñez ha resaltado el “gran tejido industrial” y empresarial que tiene Aragón

La reforma laboral de 2012 vuelve a ser tema de debate este jueves 7 de octubre. Mientras que los sindicatos se han concentrado para exigir un nuevo modelo laboral más moderno y con puestos de calidad, la exministra de Empleo y actual presidenta de la Fundación CEOE, Fátima Báñez, ha defendido que la creación de trabajo “y empleo de calidad en los próximos meses también depende de que no cambiemos el corazón de esa reforma laboral”.

“Antes de la reforma de 2012 en España para crear trabajo tendríamos que esperar a crecimientos por encima de 2,5% o 3% del Producto Interior Bruto (PIB)”, ha indicado Báñez, que ha añadido que después de dicha reforma, “crecimientos del 0,7% o del 1% España creaba empleo nuevo”. Estas declaraciones las ha realizado en la jornada sobre Competitividad y Empleo, organizada por CEOE Aragón, Consejo Social de la Universidad, Anagan y Unizar con el objeto de reflexionar sobre los retos que tiene actualmente la economía española.

Asimismo, ha destacado que “es un modelo de flexiseguridad que permite que las empresas puedan adaptarse a las circunstancias económicas en todo momento y que garantiza a los trabajadores la permanencia en la empresa pese a que haya dificultades económicas”.

Aunque la exministra también ha señalado que “como la sociedad evoluciona, también se pueden mejorar las decisiones”. Así, cree que “hay capacidad desde la unidad y el diálogo social entre sindicatos y patronal de seguir trabajando para mejorar los índices de estabilidad del empleo en España”.

Por otro lado, ha destacado que la reforma laboral de 2021 ha sido “fundamental en esta crisis” porque ha permitido mantener empleos en una situación “de clara dificultad”. Por ello ha recordado que los ERTE “fueron elementos muy importantes para mantener a las personas en las empresas y también para evitar despidos”. Ahora, según Fátima Báñez, lo que importa es “seguir trabajando en activar al resto de tejido productivo conforme se vaya recuperando el total de la normalidad e incorporar a las personas en ERTE a las empresas para continuar su actividad normal”.

Aragón y su «gran tejido industrial»

Báñez ha resaltado el “gran tejido industrial” y empresarial que tiene Aragón, destacando que tiene una “importante fortaleza del sector agroalimentario de casi el 10%” y que, gracias a esos puntos fuertes, la Comunidad está por debajo de la tasa de desempleo nacional. De esta manera, ha dicho, “hay una gran oportunidad para salir con mejores palancas hacia el futuro, pensando en que se puedan seguir creando decenas de miles de empleo en esta tierra”. Además, ha subrayado la labor que ha llevado a cabo Aragón respecto a Formación Profesional (FP), “un gran puente al empleo”.

Por último, la exministra ha recalcado la importancia de la competitividad estructural, afirmando “que las empresas son los verdaderos creadores de riqueza y de empleo. Por tanto, “necesitamos esa apuesta por el impulso del tejido productivo en todo el territorio nacional y que esas empresas se adapten a los nuevos desafíos que tenemos por delante como la digitalización, la sostenibilidad o la igualdad”.

Print Friendly, PDF & Email