El Hospital San Juan de Dios se une al Día Mundial de los Cuidados Paliativos

En la Unidad de Cuidados Paliativos, tanto a nivel de hospitalización como en la atención en el propio domicilio del paciente, se da respuesta a los enfermos con patologías avanzadas e irreversibles.

El Hospital San Juan de Dios de Zaragoza se une al Día Mundial de los Cuidados Paliativos, que se celebra este sábado, 9 de octubre, bajo el lema “No dejar a nadie atrás: equidad en el acceso a los Cuidados Paliativos”.

Más de 33 años cuidando y aliviando es el recorrido del programa integral de Cuidados Paliativos en el Hospital San Juan de Dios de Zaragoza, una nueva forma de atender y de cuidar a pacientes y familiares con enfermedades avanzadas y progresivas mediante una visión holística de la persona y de los cuidados. Esta atención integral contempla no sólo el sufrimiento físico sino también el social, emocional y espiritual de la persona, con especial atención al sufrimiento. Más de 20.000 pacientes y familias han podido ser atendidas durante este tiempo.

En la Unidad de Cuidados Paliativos, tanto a nivel de hospitalización como en la atención en el propio domicilio del paciente, se da respuesta a los enfermos con patologías avanzadas e irreversibles con un pronóstico de vida limitado en el tiempo, desde un enfoque holístico que proporciona bienestar y apoyo al paciente y su familia, con el objetivo clave de mejorar su calidad de vida.

El pilar fundamental sobre el que se sostiene la asistencia es prevenir y aliviar el sufrimiento mediante un plan de cuidados individualizado que elaboran los distintos profesionales de los equipos multidisciplinares con la finalidad de paliar todos los síntomas que producen disconfort. En la Unidad de Cuidados Paliativos no se olvida “el después”. La familia tiene necesidades que cubrir una vez que el paciente fallece y para ello el Hospital cuenta con un programa de duelo.

Novedades

En el último año, dentro del Área de Cuidados Paliativos del Hospital San Juan de Dios de Zaragoza se han incrementado los equipos de ESAD (Equipos de Soporte en la Atención Domiciliaria) para reforzar la atención telefónica y presencial en las tardes y se ha intensificado la colaboración con atención primaria mediante la interconsulta virtual.

Por otra parte, ha dado comienzo la intervención emocional y espiritual, dentro del programa de Atención Psicosocial a personas con Enfermedades Avanzadas de La Caixa, en varias residencias sin ánimo de lucro por parte de un nuevo psicólogo del equipo EAPS del Hospital San Juan de Dios de Zaragoza, que ofrece atención en la Fundación Tobías, en la residencia Santa Teresa de Cáritas, en La Romareda del IASS, en Nuestra Señora del Pilar, de las Hermanas Angélicas y en la residencia San Eugenio.

Este servicio de atención emocional y espiritual tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de las personas que se encuentran en un proceso de enfermedad avanzada y a sus familiares en las residencias. Las líneas de actuación son la atención psicosocial, espiritual y de duelo a sus familiares, la atención a los profesionales en situaciones de estrés, la formación de los profesionales de las residencias y la promoción del voluntariado para el acompañamiento a residentes y familiares.

Print Friendly, PDF & Email