Zaragoza ultima la seguridad para su semana grande con los botellones en el punto de mira

La reunión ha tenido lugar este miércoles en Delegación del Gobierno

La Junta Local de Seguridad se ha reunido este mediodía para ultimar los detalles para que todo salga como tiene que salir en la semana grande del Pilar. No son fiestas al uso, pero las actividades culturales copan diferentes espacios de la ciudad. Los cuerpos de seguridad tienen como objetivo, entre otros, la persecución sistemática por tierra y aire de cualquier botellón.

El delegado del Gobierno en Aragón, Fernando Beltrán, ha afirmado tras el fin de la reunión que trabajarán el 100% de los efectivos, tanto Policía Local, Nacional y Guardia Civil. Como se lleva haciendo en los últimos años, la Policía Local controlará la margen derecha de la ciudad y la Nacional controlará la izquierda. Beltrán ha añadido que se unirán dos dotaciones de la Unidad de Intervención Policial de reserva, un total de 100 agentes más.

“La parte de la sanción administrativa corresponde a la Policía Local si en una acumulación de personas se produjera algún evento que va contra la seguridad ciudadana intervendría la Nacional. Las funciones están claramente delimitadas, pero siempre contamos con un apoyo mutuo de las unidades policiales”, ha continuado el subdelegado.

Por aire vigilarán un equipo de drones que solo se activarán si desde tierra se comprueba que podría haber algún tipo de aglomeración y, por lo tanto, más probabilidades de contagios Covid. También se contará con drones antidrones que cazarán por el aire a estos aparatos de particulares si incumplen alguna normativa.

Por parte de la Guardia Civil, en los barrios rurales también se dispone del cien por cien de los efectivos. Su papel será especialmente importante para realizar controles de consumo de alcohol y drogas en los accesos. En el interior de la ciudad, la Policía Local llevará a cabo también controles aleatorios.

En la Junta Local de Seguridad han estado presentes el comisario provincial de la Policía Nacional, Fernando Pascual; el Superintendente de la Policía Local, Antonio Soriano; el coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, José Antonio Mingorance; el responsable de la Unidad Adscrita de la Policía Autonómica, Antonio Rúa; y responsables de incendios y Protección Civil.

El alcalde pide civismo

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha hecho un llamamiento a la responsabilidad y el civismo de los zaragozanos para evitar que se produzcan botellones durante la Semana del Pilar. Azcón cree que se darán casos puntuales, pero ha recordado que hasta el momento en Zaragoza el comportamiento ha sido mejor que en otras grandes ciudades.

“Quiero pedirles a los zaragozanos que sigan siendo ejemplo de responsabilidad y agradecerle que lo sean. Durante el Pilar el número de personas que sale a la calle se multiplica por eso estamos trabajando conjuntamente con la Delegación del Gobierno en Aragón”.

En este sentido, Azcón ha destacado el papel que jugarán de forma conjunta la Policía Nacional y Local para evitarlo, acordado este miércoles en la Junta de Seguridad.

Print Friendly, PDF & Email