La autopista ferroviaria Algeciras-Zaragoza obligará a ampliar 39 túneles

Estas actuaciones forman parte del conjunto de acciones que permitirán poner en marcha la nueva autopista ferroviaria entre el puerto de Algeciras y la Plataforma Logística de Zaragoza (Plaza)

La futura autopista ferroviaria que unirá Algeciras y Zaragoza obligará a ampliar hasta 39 túneles para transportar los camiones de mercancías sobre los carriles de tren. Adif ha licitado, por importe conjunto de 7.318.263,24 euros (IVA incluido), dos contratos para la redacción de los proyectos de construcción necesarios para la adecuación del gálibo de las estructuras en la línea al futuro tráfico de mercancías que generará esta unión entre Andalucía y la Plataforma Logística Plaza.

La autopista ferroviaria es un sistema de transporte combinado en el que los vehículos de carretera (camiones) son transportados por ferrocarril en servicios lanzadera empleando material rodante y terminales específicamente acondicionados según la tipología empleada. El Gobierno central y Adif se comprometieron en abril a apostar por este eje vertebrador de todo el país, con el objetivo de que sea una realidad en el menor tiempo posible, iniciando “de forma inmediata” las obras de la primera fase, para los que se van a invertir 100 millones de euros.

El gálibo se define como el espacio mínimo libre de obstáculos alrededor de la vía para que un determinado tipo de tren pueda circular por la misma con las debidas condiciones de seguridad. Pese a que en abril se anunció que se actuaría en siete túneles, las características previstas en el nuevo material que circulará por la autopista ferroviaria hacen necesario actuar para modificar el gálibo en diversas estructuras ya existentes a lo largo de este recorrido, principalmente túneles y pasos superiores sobre la vía.

La adjudicataria de cada uno de los contratos deberá llevar a cabo un estudio de gálibos en cada túnel o paso superior de su recorrido, verificando la necesidad de actuación en cada uno de ellos para adaptar su gálibo al necesario para la Autopista Ferroviaria.

Algunas de las actuaciones más importantes se realizarán en los túneles comprendidos entre Córdoba y Santa Cruz de Mudela, en el área del Paso de Despeñaperros. Este tramo adquiere una importancia capital en el tráfico de mercancías, al ser la vía de salida de mercancías del Puerto de Algeciras (4º de España en tráfico Ro-Ro) y otros puertos relevantes como el puerto de Sevilla o el de Málaga.

Estas actuaciones forman parte del conjunto de acciones que permitirán poner en marcha el nuevo servicio de Autopista Ferroviaria entre el puerto de Algeciras y el nodo logístico de Zaragoza, lo que facilitara el flujo de transporte de mercancías por ferrocarril a lo largo de la península, posibilitando también la reducción emisiones a la atmósfera generadas por esta actividad.

El Gobierno central y Adif se comprometieron en abril a apostar por este eje vertebrador de todo el país

Adecuación del gálibo de túneles

El primer contrato licitado, con un presupuesto de 4.178.224,57 euros (IVA incluido) y un plazo de ejecución de 16 meses, incluye la prestación de servicios para la redacción de proyectos de construcción, con el fin de adaptar el gálibo de todos los túneles entre Córdoba y Zaragoza al óptimo para el servicio en la autopista ferroviaria Algeciras-Zaragoza.

La adjudicataria de este contrato deberá llevar a cabo un estudio de gálibos en cada túnel del recorrido asignado, verificando la necesidad de actuación en cada uno de ellos. De este modo, está previsto que las actuaciones de este contrato se realicen sobre un total de 39 túneles, pertenecientes a dos líneas de ancho convencional. Por un lado, el Alcázar de San Juan-Córdoba, donde existen un total de 13 túneles. En esta línea se encuentra la zona del Paso de Despeñaperros, punto crucial para el tráfico de mercancías desde Andalucía y sus puertos al resto de la Península.

Por otra parte, Madrid-Zaragoza, que integra 26 túneles a lo largo de la línea, con especial mención al túnel de Torralba, de 3.324 metros, y los túneles comprendidos entre Calatayud y Ricla en las Hoces del río Jalón.

En algunos de estos túneles existen puentes metálicos, o viaductos, muy próximos a una o a ambas de las bocas de los mismos. En estos casos, las soluciones planteadas deben evitar en lo posible la afección a estos tramos metálicos.

Debido al alcance de las actuaciones que conforman este contrato, sus resultados se plasmarán en varios proyectos de construcción, con el objeto de ejecutar las obras en el horizonte previsto para la puesta en servicio de la Autopista Ferroviaria.

Adecuación del gálibo en pasos superiores

El segundo contrato cuenta con un presupuesto de licitación de 3.140.038,67 euros (IVA incluido) y un plazo de ejecución de catorce meses. Consiste en la prestación de servicios para la redacción de proyectos de construcción, con el fin de adaptar el gálibo de los pasos superiores entre Bobadilla (Málaga) y Zaragoza al óptimo para el servicio en la autopista ferroviaria Algeciras-Zaragoza.

Los pasos superiores sobre los que será necesario llevar a cabo el estudio de gálibos suman un total de 361 estructuras. Estas estructuras se reparten por líneas y trayectos Bifurcación Córdoba-Bobadilla (26 pasos superiores a estudiar), Santa Cruz de Mudela-Bifurcación Córdoba (89 pasos superiores), Alcázar de San Juan-Villaverde (con 97 pasos superiores a estudiar), Villaverde-Vallecas Industrial (con dos pasos superiores en los que ya está identificada la necesidad de optimización del gálibo), Vallecas Industrial-San Fernando de Henares (con nueve pasos superiores a estudiar), San Fernando de Henares-Santa María de la Huerta (con 71 pasos superiores a estudiar) y Vallecas Santa María de la Huerta-Centro Intermodal de Mercancías de Zaragoza (con 67 pasos superiores a estudiar).

Una vez determinados los pasos superiores que no cumplen con el gálibo necesario, el adjudicatario recabará los datos complementarios necesarios para realizar un estudio exhaustivo de la afección, planteando soluciones concretas que puedan resolver los problemas de gálibo de estas estructuras.

Estas actuaciones contribuyen a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), como es el número 9, que tiene entre sus metas desarrollar infraestructuras fiables, sostenibles y de calidad, y al número 13, adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.

Print Friendly, PDF & Email