El gran amor de Picasso, los grabados de la Suite Vollard y el cubismo llegan al Museo Goya

Se dice que si Picasso hubiese vivido el hoy sería el primer youtuber de la historia porque al icónico pintor le gustaba retratar todo aquello que vivía y, sobre todo, lo que más amaba. Su intimidad, su gran amor Marie Thérése Walter y su cotidianidad reflejada en el arte podrá verse desde hoy y hasta el 16 de enero en el Museo Goya y en el Patio de la Infanta en la exposición «Picasso, diario íntimo».

Sobre papel verjurado y compuesta por 100 grabados, la Suite Vollard, encargo del marchante Ambroise Vollard a Picasso, refleja la intimidad, familia y gustos del pintor. Ver la obra completa no es fácil y ahora Zaragoza es uno de esos privilegiados lugares en los que podrá disfrutarse. En el Museo Goya podrán verse sesenta y un de esos grabados en torno al escultor y el minotauro, mientras que los 39 restantes estarán dispuestos en el Patio de la Infanta.

Picasso escribió alguna vez que en la pintura, como en la vida, hay que actuar directamente y que trataba la pintura de la misma forma que trataba las cosas. Por eso, las naturalezas muertas eran unos de sus temas recurrentes y en esta exposición se materializan en obras como «Frutero», «Naturaleza muerta con guitarra» y otros óleos inéditos en Aragón del pintor. Además, también se podrán ver veinte pochoirs originales. Esta técnica permite sobreponer planos y cambiar perspectivas y el uso de distintos colores para dar luminosidad. Las señoritas de Avignon, bodegones o retratos femeninos son algunos de los temas que representan.

«Picasso, diario íntimo» cuenta con obras cedidas del Reina Sofía, el Museo Thyssen y también colecciones particulares. Que una parte de este arte esté en el Museo Goya no es casualidad y es que el de Fuendetodos se considera, igual que Picasso, uno de los artífices del mundo de los grabados.

«Goya y Picasso tenían mucho en común porque los dos dominaban el mundo de los dibujos y los grabados. Su obra es muy diferente, pero se pueden encontrar cosas en común entre ambos», ha asegurado la comisaria de la exposición, Marisa Oropesa.

Las frustraciones, familia y vida del pintor se transforma en líneas sinuosas, cubismo y arte moderno que zambullirá de lleno al visitante en el fascinante arte de Picasso.

Print Friendly, PDF & Email