Zapater cree que el Real Zaragoza “puede hacer más” aunque “se está trabajando bien”

El capitán zaragocista pudo anotar ante el Real Oviedo. Foto: Real Zaragoza/Tino Gil

El último empate del Real Zaragoza, ante el Real Oviedo, dejó nuevamente un sabor de boca extraño. Una vez más, el conjunto maño firmó las tablas en un partido que merecía ganar, y ahora debe estrenarse en casa ante el Huesca. “Hay que pensar que todos podemos hacer más, pero también que se están haciendo las cosas bien”, ha declarado en sala de prensa el capitán del equipo, Alberto Zapater.

Cada partido “es un mundo”, y ante los carbayones se toparon con un conjunto “muy difícil de jugar”, ante los que hay que estar “muy finos” para crear ocasiones. Tampoco lograron vencer al Lugo “en un campo complicadísimo”, frente a un equipo capaz de hacer ocasiones “con un balón largo, un balón parado o un saque de banda”. “Si no se gana, hay que hacer más por parte de todos”, ha insistido. Ponerse por delante puede ser una de las claves, porque así “todo se ve de otra manera”.

Es momento de mirar “las cosas positivas y negativas” para insistir en lo bueno y corregir lo malo. Aun así, ante el Oviedo “las sensaciones son de derrota porque hay necesidad de ganar”. “Al acabar el partido estábamos mal, pensando que en casa no hemos ganado”, ha declarado. De hecho, la idea que ronda la cabeza es que hay muchos puntos que no van a volver y que se han merecido, pero que no están. Además, es prioritaria la victoria porque dan confianza, alegría y logran enganchar a la afición.

Prácticamente toda la comparecencia ha ido enfocada en el mismo mensaje. “Estamos haciendo las cosas bien y no nos tenemos que desviar del camino, pero hay que dar algo más”, ha introducido antes de valorar el próximo duelo. Jugar contra el Huesca “es especial y va a ser bonito para todo el mundo”. El ambiente acompañará, porque puede entrar todo el mundo, y es un día “para disfrutar, competir y ganar”.

Mantener la portería a cero será imprescindible, como ya se logró en el último duelo, neutralizando las ocasiones rivales. Esto convierte al Real Zaragoza “en un equipo difícil de ganar” y que, con algún punto más, estaría en otra situación. Se puede recordar el día de la Real B, el Fuenlabrada o el Cartagena para argumentarlo. Es difícil ganar a unos maños que necesitan ganar para quitarse la presión y la ansiedad.

Cariño hacia el Huesca

Zapater ha lanzado un mensaje cariñoso hacia a capital oscense y hacia la Sociedad Deportiva Huesca. En su intervención, ha asegurado que le gustaría “que le fuese bien al Huesca”, equipo de una ciudad donde tiene “mucha gente conocida”. “Lo mejor para Aragón es que a todos nos fuera bien”, ha declarado.

En el entrenamiento de este martes, Cristian, Narváez y Puche se han ejercitado al margen. Eso sí, no deben tener ningún problema para entrar en la convocatoria de este lunes y, si así lo considera el míster, partir de inicio.

Print Friendly, PDF & Email