Una joven denuncia haber sido violada por su padrastro cuando la madre estaba en el hospital

El juicio ha tenido lugar esta mañana en la Audiencia Provincial de Zaragoza

Una joven de 19 años ha relatado esta mañana en la Audiencia Provincial de Zaragoza cómo su padrastro le realizó tocamientos sexuales de forma continuada durante aproximadamente un año. Hasta que una mañana, el 10 de enero de 2020, la chica ha denunciado que la penetró, forzándola para ello, se lo contó a una amiga y decidió dar noticia a la Policía de lo ocurrido. Por estos hechos, este varón podría pasar 16 años en la cárcel.

La joven, que tenía 18 años cuando supuestamente sufrió los abusos, ha afirmado que su padrastro abusó de ella durante aproximadamente un año. “Cada vez que tenía oportunidad cuando nos quedábamos a solas, no importaba en el garaje o en casa”, ha relatado la joven. Unos abusos que, según ha expresado, se repetirían cada semana y que estarían enmascarados por parte del padrastro como “una risa o un juego”. En uno de estos actos, según ha declarado la joven, el padrastro le llegó a insinuar que “estaba cachondo como un perro”.

La joven, defendida por la letrada Candela Garríes, ha respondido a la pregunta de la fiscal de por qué no contó nada a su madre, respondiendo que todo fue bajo coacciones e intimidaciones del acusado. “Iba a tener consecuencias si contaba algo”. Tras la denuncia, la joven ha afirmado tener una relación “neutral” con su madre y que ha dejado de vivir con ella. También ha expresado que su madre “no le creyó”.

La decisión de denunciar llegó el día 10 de enero de 2020 cuando la menor ha afirmado que llegó a ser penetrada por su padrastro cuando su madre estaba en el hospital por una complicación de su embarazo. La chica decidió contárselo a su amiga y ésta con su madre acudieron a la Policía a dar constancia de lo ocurrido.

El acusado ha negado todo y ha afirmado que la relación con la joven “siempre había sido buena”. Ha defendido no entender el porqué de la denuncia de su hijastra. Sí que ha declarado que durmió con ella en varias ocasiones, una de ellas en unas vacaciones, pero no la noche en la que la joven denuncia que fue violada.

La Acusación Particular y la Fiscalía pedían en un primer momento trece años por agresión sexual y ocho por abuso sexual continuado. Sin embargo, en las calificaciones definitivas han decidido rebajar la pena a trece por agresión y tres por abuso sexual continuado. La defensa del acusado ha pedido su absolución por “falta de pruebas” ya que no habría en sumario ni ADN ni lesiones.

Print Friendly, PDF & Email