Investigan a un ganadero por el incendio forestal que calcinó 227 hectáreas en Torres del Obispo

Imágenes de archivo del incendio

El mal uso de un pastor eléctrico (las vallas que dan calambre a los animales en un recinto para pastar) provocó un incendio el pasado 23 de julio que calcinó 227 hectáreas en el municipio de Torres del Obispo (Huesca). El Seprona de la Guardia Civil siguió las huellas del fuego y ha acabado investigando al ganadero responsable del recinto, un joven de 29 años de edad, como supuesto autor de un delito de incendio forestal.

El 23 de julio se produjo un incendio y debido al calor extremo y a las fuertes rachas de viento que habían en ese momento, el fuego se propagó rápidamente afectando a 227 hectáreas de terreno forestal y agrícola, no existiendo daños materiales ni personales. Sin embargo, se tuvo que proceder al desalojo de ocho vecinos de la localidad de La Puebla del Mon (Huesca).

En la extinción intervinieron miembros de dos secciones de la UME 90 efectivos, dos hidroaviones, cinco helicópteros, uno de ellos de coordinación, seis autobombas y una nodriza, además de siete brigadas terrestres de bomberos de la Diputación Provincial de Huesca y uno de Daroca, y agentes de la Guardia Civil de Benasque, Graus, Seira y del Seprona de Graus.

Una vez extinguido el incendio, el equipo de investigación del Seprona de la Guardia Civil de Huesca en colaboración con agentes medioambientales del Servicio Provincial de Medio Ambiente de la DGA inició una investigación para determinar las causas del incendio y localizar al posible autor en el caso de que no se debiese a causas naturales.

De las indagaciones realizadas, toma de muestras e inspección ocular sobre el terreno, los agentes pudieron determinar que supuestamente el incendio se habría producido por el uso indebido y negligente de un pastor eléctrico colocado en el perímetro de unas fincas agrícolas.

Por estos hechos se procedió a la investigación de un vecino de la Comarca de la Ribagorza de 29 años, como supuesto autor de un delito de incendio forestal.

El Seprona de la Guardia Civil de Huesca instruyó diligencias que fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción nº 2 de Barbastro, teniendo el investigado la obligación de personarse ante la autoridad judicial cuando sea requerido para ello.

Print Friendly, PDF & Email