Repollés asegura que tras el Pilar se podrá asumir una etapa de “seminormalidad”

La consejera comparece a las 11.30 horas para analizar la actualidad sanitaria
La responsable en materia sanitaria ha adelantado que tanto las barras como el ocio nocturno pasarán a la normalidad “en breve”

La vuelta a la normalidad en Aragón está cogiendo fuerza. Que la Comunidad haya alcanzando el 90% de población mayor de 12 años vacunada, la implantación de la tercera dosis en el ámbito residencial y el control de la presión hospitalaria son los tres factores principales que pueden provocar la flexibilización de ciertas actividades para entrar en una etapa de “seminormalidad”. Así lo ha expresado la consejera de Sanidad de la DGA, Sira Repollés, a primera hora de este lunes en una entrevista concedida a Aragón Radio, confiando en que “las del Pilar sean las últimas fiestas patronales que queden suspendidas”.

La responsable en materia sanitaria ha adelantado que tanto las barras como el ocio nocturno pasarán a la normalidad “en breve”, si bien continuará habiendo excepciones respecto al aforo de eventos multitudinarios dado el gran volumen de personas que pudieran acudir. Lo que todavía sigue preocupando al Ejecutivo autonómico es la incidencia acumulada, aunque ha reconocido que es “prácticamente imposible llegar a cero”. En este sentido, ha comparado la situación aragonesa con la de Navarra, que ha optado por eliminar las restricciones. “Navarra llegó a tener una incidencia bastante elevada, pero ha descendido de manera muy acusada, lo que que le ha posibilitado poner fin a las medidas restrictivas”, ha expuesto.

Orden para regular la petición del certificado Covid 

En otros términos, Repollés ha vuelto a insistir en que el Gobierno de Aragón está preparando una orden para regular la petición del certificado Covid para acceder a determinados lugares de ocio. No obstante, ha recordado que “debe haber una ratificación judicial para poder imponerlo”, aunque podría producirse esta misma semana. “Nos estamos moviendo en este escenario porque creemos que también incentivaría la administración de dosis en los más jóvenes”, ha manifestado.

Además, la consejera ha remarcado la importancia de las estrategias de vacunación que están implementando desde su Departamento, como los jueves sin cita previa, el inicio de los pinchazos en hasta 16 empresas aragonesas o las conversaciones en “muy buen tono” con colectivos religiosos y de extranjeros que son reacios a vacunarse. “Nos quedaría desplazarnos a las universidades para proceder a la vacunación de aquellos estudiantes que todavía no han querido”, ha puntualizado. De todos modos, calcula que en torno al 10-12% de la población general va a ser “imposible” de vacunar dadas sus reticencias.

En lo relativo a la posibilidad de administrar una dosis adicional a otros grupos aparte de los mayores que viven en residencias, Repollés ha comentado que se trata de una cuestión a tratar en la Ponencia de Vacunas, pero aún no ha llegado a un acuerdo. “Seguramente se enlazaría con la vacuna de la gripe para los grupos especialmente vulnerables, sobre todo los mayores de 80 años”, ha matizado.

Este mismo lunes, la consejera presenta la nueva Guía para la Prevención del Suicidio en el ámbito educativo. En este contexto, ha reconocido que las cifras son “alarmantes” y que se han agudizado aún más con la pandemia. Y es que en Aragón se produce un suicidio cada tres días, motivo por el que ha defendido la relevancia de la detección precoz para frenar esos datos en la Comunidad.

Print Friendly, PDF & Email
La consejera comparece a las 11.30 horas para analizar la actualidad sanitaria