La exministra Laya declara en Zaragoza que el desembarco de Gali «fue de acuerdo con la ley»

La exministra ha acudido esta mañana a declarar a la Ciudad de la Justicia de Zaragoza // Foto: Laura Trives

La exministra de Exteriores, Arancha González Laya, ha defendido que el desembarco del líder del Frente Polisario, Brahim Gali, el pasado mes de abril en el aeropuerto de Zaragoza, y su posterior traslado a ser atendido de una grave afección de Covid a Logroño, se hizo “de acuerdo con la ley”. Esta mañana ha declarado en la Ciudad de la Justicia de la capital aragonesa en calidad de investigada por, según defiende la acusación particular, haber facilitado la entrada de Gali y su hijo en España sin un control correcto de sus pasaportes.

El tratamiento en un hospital de Logroño del líder saharaui motivó que Marruecos permitiese la entrada de más de 10.000 inmigrantes ilegales en las fronteras de Ceuta y Melilla el pasado mes de mayo, provocando una grave crisis demográfica en las fronteras españolas, así como en las ciudades autónomas.

El juez instructor del caso, Rafael Lasala, ordenó citar como investigada a la exministra tras las declaraciones del que fue su exjefe de Gabinete, Camilo Villarino, que afirmó que González Laya le pidió que facilitara la entrada del líder del Frente Polisario a España. Villarino fue más allá y dejó caer que podría haber personas superiores a la exministra implicadas en la entrada de Gali.

Tras más de una hora de declaración, la exministra ha salido de la sala del juzgado zaragozano y ha defendido que “la entrada se hizo desde su punto de vista de acuerdo con la ley”. Sin embargo, solo ha respondido a las preguntas realizadas por la Fiscalía, la Abogacía del Estado –su defensa- y del juez.

“Con mucha tranquilidad a aportar todas las explicaciones para que el juez llegue pronto a la conclusión que ha guiado siempre mi actuación en este caso. Todo se ha hecho conforme a la ley y esto he querido transmitirle. Esto es lo que espero que él retenga y espero que lo haga pronto. Es un poco el espíritu con el que he querido comparecer”, ha explicado al salir de declarar de la sala.

Según ha defendido la acusación particular, ejercida por Antonio Urdiales y Juan Carlos Navarro, la exministra se ha acogido a la ley de Secretos Oficiales para no responder a determinadas cuestiones planteadas. Esta ley permitiría no revelar ningún dato que afectase diplomáticamente a relaciones con terceros países. La acusación particular afirma no encontrar la ley a la que se acoge González Laya, que dice haber sido aprobada por una sesión del Consejo de Ministros en 2010.

Media hora antes, el exsecretario técnico de Asuntos Exteriores, José María Muriel Palomino, ha acudido también a declarar. El juez considera que el señor Muriel fue el encargado de adecentar el desembarco del líder del Polisario.

Menos de 15 minutos después el exsecretario ha salido sin responder a ninguna de las cuestiones de la prensa.

Print Friendly, PDF & Email