Los aragoneses redujeron su consumo un 10% anual con motivo de la Covid

Hasta la pandemia, la evolución del consumo de los hogares había estado marcada por su crecimiento

El gasto de los hogares sufrió una fuerte contracción en 2020 como consecuencia de la pandemia provocada por la Covid-19 y las medidas restrictivas que fue necesario adoptar para contener la expansión de la enfermedad. Así, los hogares españoles y aragoneses redujeron de forma notable su gasto medio en consumo en 2020, en torno a un 10% anual, tanto por la caída de sus ingresos como por motivos de precaución, aumentando el ahorro como respuesta a la incertidumbre que la pandemia introduce sobre las expectativas de empleo e ingresos por parte de las familias en el corto y medio plazo.

Se deduce de la Instantánea Sectorial incluida en el Boletín Trimestral de Coyuntura nº 74, publicado esta semana por el Departamento de Economía, Planificación y Empleo, que realiza un análisis del impacto que el coronavirus ha tenido sobre el consumo de los hogares en Aragón y España durante el año 2020.

Para analizar el impacto de la Covid-19 en este ámbito, se ha utilizado la información proporcionada por la Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF), elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Se trata de una operación estadística compleja, que proporciona una valiosa información en torno a la naturaleza y destino de los gastos de consumo de los hogares, cuyos datos son materia prima para otras operaciones del INE, particularmente la Contabilidad Nacional o el IPC.

Hasta la pandemia, la evolución del consumo de los hogares había estado marcada por su crecimiento, ligado a la recuperación económica tras el retroceso que se había registrado durante la Gran Recesión.

Tras la pandemia, los hogares redujeron en 2020 de forma drástica su gasto en hostelería, ocio, transporte y moda, tanto en Aragón como en el conjunto de España, como consecuencia de los prolongados períodos de cierre de empresas y actividades junto con las restricciones a la movilidad de las personas en todo el territorio.

También disminuyó el gasto, aunque con menor intensidad, en alcohol y tabaco, muebles y otros bienes y servicios, en Aragón y España.

En algunos casos se produjo una divergencia entre el comportamiento de los hogares aragoneses y la media nacional. Así, en nuestra Comunidad aumentó de forma notable en 2020 el gasto en sanidad, educación y en menor medida comunicaciones, mientras que en el conjunto de España se redujo el consumo de estos mismos conceptos.

Por último, tanto en Aragón como en España aumentaba en 2020 el gasto de los hogares en alimentación y en vivienda.

Print Friendly, PDF & Email