Tres agentes de la Policía Nacional reciben una distinción especial por jugarse la vida en servicio

Entrega de distinciones durante el acto. Foto: Laura Trives

La Policía Nacional ha celebrado este viernes su patrón, el Ángel Custodio, en un acto que ha reunido a un centenar de agentes y civiles en el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza tras su suspensión por la pandemia el año pasado. En el acto se han repartido 72 distinciones para rendir homenaje al trabajo realizado tanto por agentes como por civiles. Sin embargo, tres de estas distinciones se han entregado a tres policías por haberse jugado la vida durante una intervención.

El acto ha estado presidido por la delegada del Gobierno en Aragón, Rosa Serrano, que ha recibido el bastón de mando como signo de autoridad durante la ceremonia.

Los diferentes agentes y civiles han pasado por el estrado para recibir su medalla por los servicios prestados. Parte de estas 72 distinciones han sido entregadas a civiles que han colaborado en algún momento de este año con el cuerpo.

Tres de estas medallas, las denominadas Cruz Roja al Mérito Policial, han sido entregadas a tres agentes que en ejercicio de sus funciones han puesto en riesgo su vida. La primera ha sido para Óscar de la Fuente Díaz, que observó a una mujer precipitarse al río Ebro y no dudó en saltar al agua a rescatarla.

Las otras dos medallas rojas han sido entregadas a dos agentes, Carlos Crespo y Luis Monteagudo, que el pasado mes de noviembre estuvieron en una intervención en la que un varón les llegó a apuntar con el arma varias veces.

Print Friendly, PDF & Email