La crisis de microchips ya ha destruido mil puestos de trabajo en Aragón

Más de 10.000 trabajadores del sector están en ERTE en Aragón

Hasta mil puestos de trabajo eventuales se han destruido ya en Aragón a causa de la crisis de semiconductores, que también afecta a los más de 10.000 trabajadores que hay en estos momentos en ERTE. La repercusión que ha tenido la falta de microchips ha sido este viernes uno de los temas centrales de la jornada «Automoción. Retos y Oportunidades», organizada por UGT FICA en Zaragoza. Desde allí se apuesta por una industria más próxima, ya bien sea a nivel europeo o regional, que permita a la Comunidad ser autosuficiente. Para ello, exigen la creación de nuevas políticas industriales que favorezcan al sector.

Esta crisis ha conllevado la pérdida de turnos de trabajo, principalmente en la fábrica de PSA en Figueruelas, y “ha supuesto que entre 800 y 1.000 personas hayan perdido su puesto directamente”, ha afirmado el secretario general de UGT FICA en la Comunidad, José Juan Arceiz, quien ha añadido que la mayoría de ellos eran empleados eventuales.

La situación se repite a lo largo de todo el territorio, “no conozco del sector que ahora mismo no tenga un ERTE en marcha”, ha indicado Arceiz. Esto no solo afecta a los fabricantes, sino también a componentes, talleres o concesionarios, entre otros.

Así pues, para ayudar a salvar esta crisis se propone la creación de nuevas políticas industriales. “Para eso tenemos la mesa de la automoción y tenemos que ver cómo lo afrontamos en el conjunto del sector, no solo de los fabricantes”, ha señalado el secretario general de UGT FICA, Pedro Hojas. De esta manera, se ha apelado a que se pongan en marcha los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (Perte) para el sector y aprovechar los fondos europeos.

También el director general de Industria y Pymes, Javier Navarro, se ha mostrado de acuerdo con esta idea, pero a su vez ha apuntado la necesidad de cuidar las cadenas de valor y “tenerlas en un perímetro cercano”. Además, “hemos de pensar muy bien qué elementos de dicha cadena de valor no pueden estar deslocalizados”. Así, Navarro apuesta por acercar la industria hasta Europa o incluso a nivel nacional.

Por lo tanto, esta jornada coloca al sector del automóvil en el punto de mira por la grave crisis que llevan viviendo desde hace ya meses y que, hasta ahora a nivel nacional, ha acabado con 200.000 puestos de trabajo eventuales y 15.000 indefinidos. Por desgracia, se prevé que los problemas de suministros perduren hasta la primavera.

Print Friendly, PDF & Email