De la plancha al tocadiscos, una evolución de los electrodomésticos en el Centro de Historias

Una exposición que puede visitarse desde este viernes hasta el próximo 9 de enero de 2022

La historia no solo se escribe en los grandes libros, también en lo cotidiano, en la vida de cada una de las personas que la conforman, donde es posible encontrar una evolución. Esto es lo que propone el Centro de Historias de Zaragoza en su última muestra, «La mecanización de la casa. Una historia de diseño», de la colección Alfaro Hofmann, donde el público podrá comprobar cómo los electrodomésticos han cambiado con el paso de los años. Una exposición que puede visitarse desde este viernes hasta el próximo 9 de enero de 2022.

A través de frigoríficos, batidoras, tocadiscos o televisores, la colección Alfaro Hofmann, la primera vez que se expone en la capital aragonesa, recorre a través de escenas y utensilios los cambios que han sufrido los mismos, desde los diseños más básicos a aquellos que buscaban satisfacer deseos más allá de su utilidad.

“La historia de los electrodomésticos acompaña sociológicamente a muchas situaciones como es la mujer como usuaria principal, la incorporación de la electricidad en las casas, ese temor que había a utilizar la electricidad”, ha comentado Andrés Alfaro Hofmann, coleccionista y comisario de la exposición.

Alternando entre escenas que imitan al hogar, imágenes y diferentes electrodomésticos, la muestra está ordenada cronológicamente en cada una de sus salas, desde 1910 finales del siglo XX. “La exposición está estructurada en décadas porque pensamos que cuando unimos todos los objetos de una década parece ser que entiendes mejor donde estás situado en qué momento y además utilizamos la publicidad, que una imagen dice más que mil palabras, para contextualizarlo”, ha explicado Remedios Samper, comisaria de la muestra.

Las revoluciones industriales del siglo XIX, la publicidad, y la figura femenina como referente de la industria, confluyen dentro de esta exposición, que recordará a sus visitantes a través de lo cotidiano, épocas pasadas.

“Estoy convencida de más allá de disfrutar de las piezas, de la historia de las piezas, y de todo aquello que trasmiten, nos vamos a sentir seguro reflejados en la vida, en la sociedad, en la cotidianeidad que al fin y al cabo desprende la colección”, ha añadido la vicealcaldesa y consejera de Cultura, Sara Fernández, quien ha recorrido la exposición junto a los comisarios.

Print Friendly, PDF & Email