La oposición critica las ordenanzas fiscales propuestas por Navarro

PSOE Zaragoza, Podemos y ZeC han manifestado sus percepciones sobre las modificaciones de las Ordenanzas Municipales

Tras presentar esta misma semana la concejal de Hacienda, María Navarro, las modificaciones de las Ordenanzas Fiscales del Ayuntamiento de Zaragoza, los grupos de la oposición no han tardado en criticar algunas de estas. El principal grupo de la oposición, PSOE Zaragoza, a través de su portavoz, Lola Ranera, ha recriminado que se esté anunciando «a bombo y platillo» la reducción del IBI para los vecinos de la ciudad, cuando el ahorro «va a ser de entre 2 y 2,5 euros al años», mientras que para las empresas «van a ser miles y miles de euros de beneficio».

Desde la formación han asegurado que el verdadero problema no viene de dichos beneficios para las empresas, dado que la instalación de estas en la ciudad supone también «un gran beneficio para Zaragoza», pero sí de que estas «deberían ampliarse todavía más para los ciudadanos», ha recalcado Ranera. Una idea que también comparte muy de cerca el grupo municipal de Podemos, quienes han insistido en que «el gobierno tenga la posibilidad de fijar el IBI en el mínimo, que es el 0,4% y no lo esté haciendo». Por ello, «la pequeñísima bajada porcentual que plantean no compensan la subida automática del 10% que se produce desde el 2013», ha apuntado el portavoz del grupo, Fernando Rivarés.

A lo que si apuntan desde Podemos es a subir el IBI a aquellos inmuebles que tengan un valor catastro de más de 700.000 euros. «Nosotros siempre nos mantenemos en la misma idea, hay que bajar los impuestos para algunos y subir algunos impuestos para otros», ha explicado Rivarés.

Por último, desde Zaragoza en Común, Alberto Cubero ha afirmado que esta reducción del IBI «solo favorecerá a las empresas más grandes». En este sentido, Cubero ha apuntado que » únicamente afecta a empresas con más de 20 trabajadores, están dejando fuera de esta bonificación al 98% de las empresas (más de 63.000 en la provincia de Zaragoza). Además, la bonificación se incrementa en la medida que lo hace el tamaño de la empresa, lo que hace todavía más regresiva esta bonificación”.

La formación también ha criticado que esta bonificación se incremente cuando la empresa haya adquirido suelo municipal. Para Cubero, “el Gobierno PP-Cs parece más interesado con esta medida en incrementar sus ingresos vía venta de suelo público que en atraer empresas que creen empleo”. También ha criticado que no se vaya a tener en cuenta la calidad del empleo creado o el impacto ambiental de la actividad económica que se vaya a realizar. “Es una bonificación a peso”, ha declarado el edil.

 

Print Friendly, PDF & Email