La residencia de Ejea dejará de estar intervenida por la DGA tras convertirse en una fundación

El centro fue intervenido el pasado mes de enero tras un brote de coronavirus
El centro fue intervenido el pasado mes de enero tras un brote de coronavirus

La residencia de mayores “Villa de Ejea”, el único centro privado de estas características intervenido aún por el Gobierno de Aragón tras la pandemia de coronavirus, dejará de estarlo de forma inminente. Lo hará después de que la asociación encargada de su gestión se constituya en fundación y después de que los técnicos de Ciudadanía y Derechos Sociales de la DGA hayan comprobado que puede autogestionarse con garantías.

Así lo ha explicado la consejera del ramo, María Victoria Broto, durante una comisión en las Cortes este miércoles, donde ha recordado que la DGA actuó en la residencia en enero, cuando un brote del virus afectó a la mayoría de usuarios, trabajadores y dirección. Una vez controlado y superado este brote, la consejera ha explicado que su Departamento no tenía garantías de que sin ayuda pública el centro fuera capaz de retomar la normalidad.

“Las intervenciones de las residencias se acaban cuando la residencia funciona. Ahí seguimos porque nos dimos cuenta de que dejábamos abandonados a los residentes y a los trabajadores”, ha defendido Broto.

Una situación que los técnicos del Departamento no aprecian ahora, después de que la asociación encargada de gestionar el centro se convierta en esta fundación en la que tomarán parte la Fundación Rey Ardid o el Ayuntamiento de Ejea entre otros. “La DGA ha dejado a la residencia en condiciones de que pueda dar respuesta tanto a los trabajadores como a los usuarios”, ha finalizado.

Print Friendly, PDF & Email
El centro fue intervenido el pasado mes de enero tras un brote de coronavirus