La ley de tráfico eliminará el margen de 20 km/h para adelantar en carretera

El Congreso dará luz verde este jueves a una nueva reforma de la ley de tráfico. Foto: CETM

El Congreso de los Diputados dará luz verde este jueves a una nueva reforma de la ley de tráfico, que enviará al Senado para que continúe con su tramitación parlamentaria, y mantendrá la propuesta del Gobierno de eliminar la posibilidad de que coches y motos puedan rebasar en 20 km/h los límites genéricos de velocidad en las carreteras convencionales cuando adelanten a otros vehículos.

La norma ha recibido 148 enmiendas presentadas por todos los grupos parlamentarios salvo EH Bildu y el Grupo Mixto. Las enmiendas se reparten entre el PSOE y Unidas Podemos-En Comú Podem-En Marea (que presentaron conjuntamente 23), el PP (39), Vox (15), Esquerra Republicana (22), Ciudadanos (19), PNV (16), JxCat (10) y BNG (4).

El texto ha sido analizado durante tres reuniones de la ponencia de la Comisión del Interior del Congreso y ésta lo aprobará este jueves con competencia legislativa plena, con lo que el proyecto normativo iniciará su recorrido parlamentario en el Senado.

Uno de los aspectos que ha causado más controversia del proyecto legislativo del Gobierno es que la nueva Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial suprima la posibilidad de que coches y motos puedan superar en 20 km/h el límite de velocidad en carretera convencional (es decir, de un carril por sentido y sin separación física entre ambos) al adelantar a otros vehículos.

Esa novedad figura en el texto del Gobierno y la Dirección General de Tráfico (DGT) justifica tal medida en que ya se aplica en otros países de la UE y se pretende reforzar el mensaje de que adelantar conlleva un riesgo de colisión frontal.

Que no pueda superarse en 20 km/h el límite de velocidad para adelantar en carreteras convencionales divide a colectivos de víctimas como Stop Accidentes y entidades como la Fundación AXA -partidarios de la nueva medida-, y a motoristas, como la Unión Internacional para la Defensa de los Motociclistas (IMU, por sus siglas en inglés) -defensora de la permisividad actual-.

El PP, Vox, Esquerra Republicana, Ciudadanos, el PNV y el BNG presentaron enmiendas para que se mantenga la posibilidad de esos 20 km/h de más, pero la formación naranja retiró después la suya, lo que facilita que salga adelante la propuesta del Gobierno, según informaron a Servimedia fuentes parlamentarias de Vox.

Casco obligatorio 

Dos de las principales novedades del proyecto del Gobierno no han generado rechazo entre los grupos parlamentarios: elevar de tres a cuatro los puntos a detraer por no usar el cinturón de seguridad, sistemas de retención infantil, casco y otros elementos de protección, y considerar como infracción grave utilizar mecanismos de detección de radares por el mero hecho de llevar en el vehículo esos dispositivos, lo que supone la pérdida de tres puntos en el carné.

Una de las novedades que aprobará este jueves el Congreso es que el casco sea obligatorio para los usuarios que circulen en vehículos de movilidad personal, como los patinetes eléctricos.

Además, también se aprobará que sea infracción grave parar o estacionar en carriles o vías ciclistas y conducir un vehículo teniendo el permiso de conducción suspendido como medida cautelar.

También se dará luz verde a que los motoristas mantengan un teléfono móvil ajustado entre la cabeza y el casco, lo que acarreará una sanción de 200 euros.

Igualmente, se considerará que los conductores de coches tengan que cambiar completamente de carril cuando la calzada tenga más de un carril por sentido para las maniobras de adelantamiento de ciclistas.

Otros aspectos novedosos son los motoristas puedan llevar sistemas de comunicación y navegación homologados que estén integrados en los cascos, y que en las denuncias se reconozca que un empleado público puede controlar zonas de estacionamiento regulado con un número de identificación personal parecido al de los agentes de la autoridad.

Que se regulen los controles de alcohol y drogas a conductores profesionales y que desde el 6 de julio de 2022 sea obligatoria la incorporación de alcoholímetros antiarranque en vehículos de transporte de viajeros también figurarán en la nueva ley de tráfico.

Print Friendly, PDF & Email