El Gobierno vasco se fija en las políticas de Aragón para la reforma de su instituto de empleo

Mendia ha resaltado que la colaboración entre instituciones y el aprendizaje común “contribuye a mejorar el servicio público que debemos dar a la ciudadanía”

La vicelehendakari y consejera de Trabajo del Gobierno vasco, Idoia Mendia, se encuentra de visita en Zaragoza para conocer las políticas del Ejecutivo aragonés de creación de empleo y formación. Actualmente se encuentra en una “profunda transformación” del Lanbide, el Servicio Vasco de Empleo, principalmente en asuntos relacionados con la intermediación laboral e itinerarios de inserción social.

Así, Mendia ha resaltado que la colaboración entre instituciones y el aprendizaje común “contribuye a mejorar el servicio público que debemos dar a la ciudadanía”. “Si algo bueno hemos sacado de la pandemia es la multitud de conferencias sectoriales y esa colaboración horizontal que tanto necesitaba la España autonómica”, ha resaltado la vicelehendakari.

En este sentido, la consejera de Economía del Gobierno de Aragón, Marta Gastón, ha recordado las ayudas lanzadas por el Inaem en el último año para mejorar la formación de los trabajadores aragoneses. En este sentido, el Consejo de Gobierno ha aprobado este miércoles una convocatoria de 23,8 millones de euros en ayudas para formación de personas desempleadas, que se suma a la lanzada en junio con un presupuesto de cuatro millones de euros financiados con fondos React-EU.

En los meses anteriores, el Inaem ya había puesto en marcha más de 1.300 cursos, financiados con más de 25 millones de euros, que están permitiendo formar a 22.000 aragoneses tanto desempleados como ocupados, dando prioridad en este último colectivo a los afectados por un ERTE. “El objetivo es enfocarlos hacia aquellos sectores que van a demandar trabajadores con total seguridad, de modo que la formación está perfilada y acordada con los que van a necesitar empleados a muy corto plazo”, ha expuesto Gastón.

El reto ahora es alcanzar los niveles de febrero de 2020, previos a la pandemia, para disparar la recuperación económica. En cualquier caso, estas políticas de empleo seguirán manteniendo como base el diálogo social. “Ese acuerdo con organizaciones empresariales y sindicales marcarán de nuevo la hoja de ruta para fijar las políticas económicas”, ha afirmado la consejera, que ha fijado como prioridad el empleo joven y que “ese talento se quede en la Comunidad con expectativas de futuro”.

La agenda de la vicelehendakari se completará este jueves con una reunión con la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, para conocer las acciones puestas en marcha con la entrada en vigor del Ingreso Mínimo Vital y sus rentas complementarias.

Print Friendly, PDF & Email