Zaragoza recupera el legado de 250 maestras que impulsaron la educación de las mujeres

El proyecto se completará con dos publicaciones más que se editarán en 2022 | Miguel G. García

La figura de 250 pedagogas, maestras y educadoras aragonesas del siglo XIX y XX que marcaron un antes y un después en el impulso de la educación en las mujeres de la época quedará ahora reflejada en la segunda entrega de Legados de Mujeres Aragonesas que ha querido recuperar el Ayuntamiento de Zaragoza, de la mano de la escritora Magdalena Lasala.

Este proyecto, impulsado por el Servicio de Igualdad, busca visibilizar y reconocer el trabajo olvidado de profesionales que, aunque no fueron suficientemente reconocidas, destacaron por su actividad intelectual y contribuyeron a crear la identidad femenina en Aragón. En el mes de abril, la primera publicación habló sobre escritoras y periodistas aragonesas. Ahora, coincidiendo con el Día Mundial de los Docentes es el turno de este grupo de la sociedad, pero posteriormente se incorporarán más.

En esta segunda entrega se muestra cómo las maestras aragonesas fueron intelectualmente “muy activas” y “pioneras” en la investigación pedagógica. Defendieron el derecho de las niñas a estudiar y la escolarización como única forma de progreso social, e inspiraron con sus ideales a las generaciones futuras. “Las mujeres docentes supieron utilizar la cultura y la formación para cambiar los parámetros sociales establecidos, porque vieron en la formación la verdadera clave de la emancipación femenina y el desarrollo social”, ha indicado la concejal de Mujer, Igualdad y Juventud, María Fe Antoñanzas.

Durante los siglos XIX y XX, las mujeres fueron accediendo poco a poco al sistema educativo, venciendo resistencias externas e internas. “La educación suponía una ruptura con los cánones sociales establecidos y muchas renunciaron a ella por no enfrentarse a su familia, o bien tuvieron que armonizar contradicciones en sí mismas, sintiéndose culpables por desear lo que no estaba reservado para ellas”, ha puntualizado la autora, Magdalena Lasala.

Entre las páginas de este libro que pone nombre y apellido a mujeres aragonesas, aparecen Pepita Castán, natural de Graus y una de las primeras grandes pedagogas del XX; Patrocinio Ojuel, pionera en introducir el método Montessori en Aragón o Gregoria Brun, de Hecho (Huesca), brillante profesora que educó a muchas generaciones de maestras y que llegó a ser la directora de la Escuela Normal de Maestras en Zaragoza en 1856.

Se encuentra también Andresa Recarte, una de las grandes figuras de la enseñanza zaragozana por ser “la única persona en su época con una formación y unas prácticas innovadoras”, y Eulogia Laguente, quien recibió en 1914 la medalla de oro de Zaragoza por ser maestra ejemplar, año en el que también fue condecorada con la distinción de Alfonso XII. Aurora Miret, maestra y una de las primeras concejalas del Ayuntamiento de Huesca, Julia Peguero, profesora y pionera en la defensa de de la participación de la mujer en la vida pública o Ana Mayayo, más conocida como Doña Anita, quien formó de la Junta Municipal de Primera Enseñanza, desde donde impulsó el ropero escolar, la cantina y las colonias escolares, componen también el repertorio de este libro.

Así, hasta 250 mujeres que salieron de la formación doméstica reservada para ellas y contribuyeron a educar las mentes femeninas de la época y, por ende, a la modelación de una nueva sociedad más igualitaria. Sin embargo, tal y como apuntaba Lasala, «este es un trabajo abierto, ahora queda reflejada la historia de muchas de ellas, pero seguro que hay más y por ello se sigue investigando».

Pese a ello, el trabajo detrás de esta segunda entrega va mucho más allá. «Quizá lo más importante que queda por hacer y es el gran objetivo silencioso que guarda este trabajo es inspirar en los jóvenes de hoy el orgullo, el respeto y el cariño que merece la profesión docente», ha insistido la escritora.

Las científicas, protagonistas del tercer volumen 

El proyecto se completará con dos publicaciones más que se editarán en 2022. La primera rescatará la biografía de mujeres científicas en torno al Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia, el 11 de febrero, y la segunda lo hará con compositoras, intérpretes y cantadoras de jota. Pero esto es solo una muestra de la huella que innumerables mujeres han dejado en la Comunidad, por lo que está previsto ampliar el proyecto más allá de 2022 con pintoras, actrices, empresarias y deportistas.

Por su parte, la concejal de Igualdad, María Antoñanzas, ha resaltado la importancia de rescatar figuras femeninas que rompieron en muchos casos las reglas sociales establecidas y abrieron caminos. “Es necesario que la sociedad conozca a estas mujeres y que se incluyan como parte activa de nuestra historia, porque sin ellas, sin su trabajo, estamos perdiendo parte de nuestra esencia y realidad”, ha manifestado.

En el marco del proyecto, se celebrará también el diálogo «La docencia como vocación, decisión, formación, reivindicación. Caminos de Evolución, Ayer y hoy», que tendrá lugar el 5 de octubre a las 18.30 horas en el salón de actos de la Casa de la Mujer. El debate se retransmitirá en directo a través de la página de Facebook del Servicio de Mujer e Igualdad.

Print Friendly, PDF & Email