Policía y Guardia Civil actualizan conocimientos en torno a la violencia contra la mujer

Las jornadas han ido dirigidas a Policía Nacional y Guardia Civil

Las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado han actualizado este lunes sus conocimientos sobre la violencia contra la mujer. En este caso, Policía Nacional y Guardia Civil se han dado cita en el Instituto Aragonés de la Juventud para conocer todas las vertientes del sistema y protocolos. Allí se han tratado las medidas a disposición de los afectados y la forma en que se resuelven asesinatos u otro tipo de violencias sobre la mujer.

Hasta allí se ha desplazado el subdelegado del Gobierno en Zaragoza, Fernando Beltrán. Según ha afirmad, en la formación se ha ofrecido “una visión pluridisciplinar desde todos los recursos que pueden poner a disposición de las mujeres”. Se ha incluido todo lo que tiene que ver con intervenciones operativas, elaboración de atestados, la primera recepción de la denuncia, el seguimiento de las victimas….

También ha estado la titular del juzgado número 2 de violencia, que ha contado “el procedimiento desde la recepción de la denuncia”. Eso incluía el análisis de la instrucción y del propio atestado que puede redactar el cuerpo policial. Y la responsable de la Casa de la Mujer del Ayuntamiento de Zaragoza ha dado a conocer “todos los recursos a nivel asistencial y social que se prestan”. No han faltado asociaciones y administraciones implicadas, así como alguna ONG.

Desde la subdelegación del Gobierno consideran que “no falta comunicación” entre las partes implicadas, pero que “todo es perfeccionable”. Beltrán ha expuesto que se debe “sistematizar estas reuniones y sesiones informativas” porque “la normativa es dinámica”. De hecho, el año pasado “hubo dos instrucciones donde se regulaban dos aspectos”. Por poner un ejemplo, el Protocolo Cero, para implicar a un hombre cuya pareja mujer no le denuncia. En este caso, el agente debe recopilar datos y evidencias que inculpen al presunto implicado.

Según ha señalado Fernando Beltrán, la valoración del riesgo que se establece sobre la víctima es en función de recursos interpuestos, reconocimientos médicos o su testimonio. “En ocasiones, la víctima, por cuestiones culturales, religiosas o por dependencia económica, no lo manifiesta”, ha declarado. A partir de ahí “es complicado hacer una valoración con todo el conocimiento”. Así, se valen de testimonios de la víctima, aunque después lo niegue, análisis de la vivienda o declaraciones de terceros para proceder a la denuncia.

En el sistema Viogen, al que tienen acceso las principales fuerzas de seguridad, ya se están adhiriendo ayuntamientos para que la Policía Local pueda entrar en las bases de datos. Con la firma completa se encuentran Huesca y Calatayud, y en estado muy avanzado están Sabiñánigo, Pinseque o Pedrola. En La Almunia de Doña Godina, Ejea de los Caballeros o Zuera también se han iniciado conversaciones, mientras que en Zaragoza se han dado los primeros pasos.

Satisfacción en los datos de violencia sobre la mujer

Desde la coordinadora de la unidad de violencia contra la mujer de delegación del gobierno de Aragón se ha señalado que el incremento de denuncias no implica más maltrato. Según han asegurado desde la organización, el hecho de que aumenten “significa que el sistema está funcionando”. Sostienen de esta forma que las mujeres que ya eran maltratadas antes “ahora se atreven a denunciar”.

El teniente Jorge, oficial adjunto de la compañía de Caspe de la Guardia Civil, ha explicado que se han impartido otros cursos a nivel nacional. Además, ha anunciado que han creado equipos llamados Viogen especialmente formados en violencia de género. La orden se ha implementado ya y se está ejecutando.

Print Friendly, PDF & Email