Las organizaciones agrarias se movilizarán el 8 de octubre contra “la PAC de Planas”

El pasado 6 de mayo una tractorada recorrió la capital aragonesa reclamando una PAC más justa

El diseño del Plan Estratégico Nacional de la PAC ha suscitado la indignación y el rechazo de las organizaciones agrarias aragonesas al considerar que no rompe con los actuales desagravios, un documento que “perjudica” a profesionales ganaderos y agricultores. Por esta razón, las asociaciones Araga, Asaja, UAGA, UPA y las Cooperativas Agroalimentarias de Aragón han decidido recurrir a la unidad de acción y se movilizarán el próximo viernes 8 de octubre en Zaragoza para intentar revertir la situación.

Bajo el lema “Una PAC para el apoyo de agricultores, agricultoras, ganaderos y ganaderas. No a la PAC Planas”, la concentración partirá a las 11.00 horas desde la plaza San Pedro Nolasco, continuará por Don Jaime y llegará hasta El Pilar, donde se procederá a la lectura de un documento.

“Tenemos que poner punto y final a esta humillación que pretende llevar a cabo el ministro Luis Planas tanto en nuestra Comunidad como en otras regiones españolas”, ha expresado el secretario general de UAGA, José María Alcubierre. “Los fondos agrarios deben repartirse únicamente entre aquellos que desempeñan su actividad a diario. De no ser así, se seguirá ahondando en los errores de la PAC”, ha continuado.

Principales reivindicaciones 

Para el sector, las principales reivindicaciones pasan por que los fondos agrarios se repartan entre aquellos que generan actividad y se eliminen las ayudas a aquellos sin ningún tipo de actividad, así como apostar por una ayuda redistributiva real que apoye a los que generan actividad económica, social y medioambiental. Asimismo, solicitan una PAC que no perjudique a los profesionales y permita la inclusión del sector frutícola y leñoso con un presupuesto adecuado.

Por otro lado, abogan por exigir rotundamente que la reducción y cambio de los estratos se realice de acuerdo a criterios agronómicos y no meramente económicos. También consideran fundamental buscar acuerdos en los ecoesquemas que no mermen la viabilidad de las explotaciones, además de apoyar específicamente a los sectores ovino y vacuno, en especial a la ganadería extensiva.

Para el secretario general de Asaja, Ángel Samper, uno de los objetivos del sector agroganadero radica en lograr trasladar a la sociedad “todas estas desviaciones”, motivo por el que confía en la participación del medio rural como principal herramienta de impulso. “Si no conseguimos cambiar el panorama, ya podemos ir pensando en abandonar nuestros pueblos”, ha lamentado. Además, ha querido recordar las cuantías económicas que se destinaron a la PAC en el periodo 2014-2020 y las que se van a incluir para el periodo 2021-2027.

En este sentido, ha esbozado que Aragón dedicó entre 50 y 60 millones de euros en dotaciones propias a todas las acciones relacionadas con el Programa de Desarrollo Rural (PDR), mientras que actualmente esas ayudas se han reducido hasta casi la mitad. Asimismo, ha explicado que el Ministerio puso a disposición de la Comunidad hasta 260 millones en el anterior periodo, pero ahora solo ha destinado 80. “Nos están robando la cartera. Es un insulto permanente”, ha denunciado.

“La reforma es engañosa» 

Por su parte, el secretario general de UPA, José Manuel Roche, ha incidido en el tiempo de negociaciones que vienen ejerciendo con el propio Ministerio de Agricultura. “Llevamos más de dos años y medio negociando. Se nos ha mentido vilmente porque no tiene nada que ver este planteamiento con el que se nos propuso inicialmente”, ha remarcado. Y es que, a juicio de las organizaciones agrarias, el ministro Planas dice lo que cada autonomía quiere oír, “pero luego miente”. Roche solicita a Europa que “dé un tirón de orejas a España”, que parece no haber tenido en cuenta “los verdaderos problemas de ganaderos y agricultores”, sobre todo, y en lo que compete a Aragón, en la provincia de Teruel y ciertas zonas de Huesca. “Si esto sigue adelante, veremos hipotecadas nuestras vidas y las de nuestros hijos hasta 2027”, ha expuesto.

Mientras, el presidente de Araga, Jorge Valero, ha hecho hincapié en dos cuestiones que califican de “cruciales” para el futuro de la agricultura y ganadería, tales como los ecoesquemas y las ayudas redistributivas. “Cualquier agricultor no va a poder cobrar por sus regadíos lo que cobraba hasta ahora a causa de los ecoesquemas. Están pensados para la Cordillera Cantábrica, y el 50% ya los tenemos abandonados”, ha explicado. En lo referente al segundo punto, Valero sostiene que deberían modularse “a partir de las 40-50 primeras hectáreas”. “El día que desaparezca la agricultura, el perjuicio medioambiental para las ciudades será muy grande”, ha concluido.

Descontento también con la DGA 

A pesar de que las asociaciones están especialmente descontentas con el Gobierno de España ante la inacción del ministro Planas, tampoco se olvidan de que el Ejecutivo autonómico “debe velar por los intereses de los aragoneses porque es el representante en la Mesa Sectorial”. Y es que, según el pensamiento general del sector, ha habido ciertas cuestiones que no se han defendido “correctamente” desde la DGA, sino que “ha retroalimentado el problema”. “Debería existir un plan estratégico para la defensa y protección de los intereses de los aragoneses”, han pedido en última instancia.

Print Friendly, PDF & Email