Las residencias juveniles de la DGA inician el curso al 100% y con habitaciones individuales

Por segundo año consecutivo, los dos centros de IAJ están ofreciendo, únicamente, habitaciones individuales debido a la pandemia

Las residencias juveniles del Gobierno de Aragón, que dependen del Instituto Aragonés de la Juventud (IAJ), arrancan el curso con un 100% de ocupación, si bien durante el puente del Pilar puede haber algún movimiento de estudiantes debido a los distintos llamamientos de las listas de espera que realiza la Universidad. “De momento hemos empezado el año académico al completo, y si se producen bajas, ofertaremos las plazas disponibles a los estudiantes que tenemos en espera”, ha explicado el director gerente del IAJ, Adrián Gimeno. En concreto, la Residencia Baltasar Gracián de Zaragoza acoge a 98 residentes, mientras que la Residencia Juvenil de La Almunia de Doña Godina cuenta con 36 residentes para el curso 2021-2022.

Por segundo año consecutivo, los dos centros de IAJ están ofreciendo, únicamente, habitaciones individuales debido a la pandemia, si bien el objetivo –si la situación epidemiológica lo permite- es retomar la normalidad en el curso 2022-2023 y poder incorporar (como antes) habitaciones compartidas, lo que permitirá también incrementar la oferta disponible. Ambas residencias están destinadas a jóvenes mayores de edad que están matriculados en un Grado Universitario o un Grado de Formación Profesional.

Ambos centros del Gobierno de Aragón abren el curso con sus instalaciones remodeladas, tras las obras ejecutadas este verano y que han supuesto una inversión de 368.249 euros. “Estas actuaciones –ha subrayado Gimeno- han supuesto no solo una actualización de las instalaciones, sino un aumento del confort y servicios de las mismas porque nuestro objetivo es mejorar el servicio que se presta”. De este modo, en ambas residencias se ha instalado un parque de calistenia (una disciplina de entrenamiento físico) en las zonas ajardinadas de las mismas. Esta instalación complementa los servicios de gimnasio que desde hace dos años operan en las dos residencias.

En la residencia Ramón y Cajal se ha procedido, además, a cambiar la caldera para garantizar una mayor seguridad y sostenibilidad. También aquí se ha reformado el hall de entrada de la misma con el objetivo de seguir avanzando en la accesibilidad.

Cocina el fin de semana en el office de la Baltasar Gracián

Por su parte, en la residencia Baltasar Gracián de Zaragoza se ha reformado el pasillo que más antigüedad tenía. No ha sido una rehabilitación o reforma al uso, sino que se ha creado una nueva modalidad de habitaciones más amplias con baño integrado en la misma. Del mismo modo se ha creado un espacio propio de cocina y comedor para los residentes con el fin de utilizarlo cuando no se presta el servicio de cocina de la residencia (fines de semana). Este nuevo servicio entrará en funcionamiento el próximo 1 de octubre de 2021.

Con la construcción de este espacio se cumple una de las mayores demandas de los residentes de los últimos años. Hay que tener en cuente que cada vez más se cuentas con residentes de diversas comunidades autónomas e incluso distintos países que vienen a realizar un erasmus, lo que hace necesario ofrecer una alternativa no solo habitacional sino de manutención de lunes a domingo.

Print Friendly, PDF & Email