La DPZ ofrece a la adjudicataria de la plaza de toros celebrar la feria del Pilar sin pagar canon

Los servicios jurídicos de la Diputación de Zaragoza han entendido que la legislación actual permite esa modificación del contrato

La Diputación de Zaragoza ha ofrecido a la empresa adjudicataria de la gestión la plaza de toros de La Misericordia la posibilidad de celebrar la feria taurina del Pilar reduciendo el canon a cero. La UTE formada por Tauroejea 2009 S. L. y Circuitos Taurinos S. L. sigue estando obligada a ofrecer los nueve festejos mayores establecidos en el contrato (seis corridas de toros, una de rejones y dos novilladas) por ser una condición legalmente inamovible. No obstante, atendiendo a las limitaciones de aforo establecidas en la normativa contra el covid, se podrá beneficiar de una minoración total de los 300.000 euros de canon que en circunstancias normales tendría que abonar a la DPZ.

Los servicios jurídicos de la Diputación de Zaragoza han entendido que la legislación actual permite esa modificación del contrato teniendo en cuenta además los perjuicios que una nueva suspensión de la feria taurina del Pilar seguiría teniendo en la hostelería y en otros sectores económicos (desde el inicio de la pandemia no han podido celebrarse ni la feria del Pilar del año pasado ni las ferias de San Jorge de 2020 y 2021).

La Diputación de Zaragoza confía en que la empresa que gestiona el coso de La Misericordia esté de acuerdo con esta propuesta cursada en un último intento por salvar la feria del Pilar de este año, ya que es la más ventajosa para la adjudicataria que permite la legislación sobre contratos y no es posible modificar el número de festejos establecido en la adjudicación: al ser objeto del contrato, jurídicamente es una condición inamovible.

La negociación, paso a paso

Las propuestas para modificar el contenido del acuerdo han sido varias. En la primera de ellas, fechada a 10 de mayo de 2021, la empresa propuso a la Diputación de Zaragoza cuatro hipotéticos escenarios, siendo contestado el ofrecimiento el 22 de junio de 2021.

Más adelante la UTE remitió a la DPZ una nueva propuesta fechada a 18 de agosto de 2021 planteando tres posibles situaciones en función del aforo permitido por la Dirección Provincial de Sanidad, siendo contestada oralmente, pues el trámite administrativo no estaba concluido, que se deberían mantener los nueve espectáculos con una reducción del canon de 120.000 euros, quedando por tanto reducido el pago a 180.000 euros.

Finalmente la empresa, en nota de prensa distribuida mediante las redes sociales, de la cual se han hecho eco varios medios locales y de tirada nacional, anunciaba unilateralmente que “tras varios meses de buscar el equilibrio económico” constataba la imposibilidad de celebrar los festejos taurinos a celebrar en el mes de octubre, o sea la feria del Pilar.

La Diputación de Zaragoza tuvo conocimiento de ese último comunicado de manera informal mientras los servicios jurídicos de varios departamentos seguían estudiando la fórmula más ventajosa para que fuese viable la feria taurina del Pilar, instados por apoyar a un gremio fuertemente atacado por los efectos económicos de la pandemia, al igual que los sectores hosteleros y de restauración de la ciudad, los cuales reciben una inyección económica considerable durante los días que se llevan a cabo los festejos taurinos en La Misericordia.

En resumen, y tras ser estudiadas todas las vías legales posibles, se ha llegado a la conclusión desde la Diputación de Zaragoza, mediante la aplicación de un articulado complejo, que se podría modificar el contrato de explotación de la plaza de toros manteniendo dos cláusulas inamovibles: la realización de los nueve festejos acordados en contrato y que son objeto del mismo (las corridas de toros se pueden celebrar y se están autorizando con los aforos correspondientes) y una reducción del canon a cero euros.

La Diputación de Zaragoza quiere que haya feria del Pilar

Esta última propuesta ha sido comunicada este mismo jueves a la empresa de manera oral como paso previo a su tramitación por escrito, pues es deseo de la Diputación de Zaragoza que se cumpla el contrato firmado con la adjudicataria y que la ciudad de Zaragoza pueda celebrar su feria taurina con el aforo que permita la Dirección Provincial de Sanidad con el fin de incentivar a los profesionales del sector que en el desarrollo del mismo tienen su medio de vida, así como a todos los demás que de una manera indirecta generan ingresos en unas economías todavía vulnerables por los efectos del covid (hostelería y restauración básicamente, pero también los trabajadores de la plaza y profesionales varios relacionados con el sector taurino). El objetivo de la DPZ también es que los aficionados pueden volver a sentarse en un tendido tras casi dos años de pandemia.

Con esta propuesta de ingresos cero para la institución, la Diputación de Zaragoza pone de manifiesto que no está entre sus intereses la recaudación de un canon sino la posibilidad de que se pueda llevar a cabo el ciclo pilarista y lamenta que mientras desde sus servicios se trabajaba sin pausa para buscar una solución, algún partido político haya querido pescar en aguas revueltas para beneficio propio. Ahora la empresa tiene que dar su respuesta.

Print Friendly, PDF & Email